Resumen

La televisión es un gran medio, como de todos es sabido, de comunicación. A través de ella hacemos que nuestro mundo sea uno solo, esté al alcance de todos los lugares y culturas que no podríamos saber de ellas si no fuese por la televisión. Entre los muchos objetivos de la misma destacan: entretener, educar e informar. Por ello, es importante exigir además de entretenimiento, una oferta educativa e informativa de calidad y objetiva, que se pueda aprender a través de este medio de comunicación. La oferta educativa que ofrece la televisión puede considerarse muy variada a través de programas televisivos de todo tipo. Esta comunicación pretende realizar un análisis de los programas educativos, centrándonos en los musicales que actualmente se emiten en los diferentes canales de la televisión, estudiando el aspecto educativo y formativo de los mismos así como las posibles repercusiones que tiene en nuestros jóvenes. Desde el punto de vista educativo, por medio de este tipo de programas musicales-educativos se debería aprovechar para fomentar en nuestros jóvenes, incluso a nivel escolar, la posibilidad de que sean críticos y compartan con sus compañeros, amigos, padres, etc., conversaciones y análisis de por qué un programa televisivo es bueno o no. Cada vez que se mire un programa se piensa en: 1. Si nos entretiene; 2. Si tiene un contenido que nos enseñe algo. 3. Si es un programa que nos aporte algo a nuestras vidas. Hay que pensar y exigir que los consumidores y telespectadores de todos estos programas puedan participar en la manera de hacer televisión, siendo críticos y no recibiendo todo lo que se emite de manera pasiva, sin cuestionarse nada. Naturalmente para tener posibilidades de ser exigentes y críticos con los programas televisivos se debería estar formado y educado en medios, tarea que se debe comenzar desde las escuelas. Esta formalización respecto a la educación en medios de comunicación, entre ellos evidentemente la televisión, debe regularse y recogerse en el currículum de una manera oficial, dándole así una exigencia, objetividad y protagonismo a los medios de comunicación de masas en las escuelas, algo que en la actualidad se carece totalmente de ello. Los programas musicales pueden ser una posibilidad, entre otras muchas, de servir de reclamo para nuestros alumnos y poder trabajar con ellos el análisis crítico de la televisión en las escuelas, ya que últimamente las audiencias así lo demuestran, son programas muy seguidos por personas en edad escolar.

Texto completo

The URL or file path given does not exist.

Back to Top

Document information

Published on 30/09/05
Accepted on 30/09/05
Submitted on 30/09/05

Volume 13, Issue 2, 2005
DOI: 10.3916/25877
Licence: CC BY-NC-SA license

Document Score

0

Views 0
Recommendations 0

Share this document

claim authorship

Are you one of the authors of this document?