Resumen

La televisión es fundamentalmente entretenimiento. Hoy día, el espectáculo televisivo se identifica en gran medida con la «telebasura». Sin embargo, entretener con un contenido de calidad debería ser considerada una labor tan respetable y necesaria como la de informar o educar. De entre la inmensa maraña de géneros, subgéneros y formatos de entretenimiento, el concurso destaca por la noble difusión de valores como el afán de superación y el estímulo de la empatía o el conocimiento. A pesar de haber estado presente en la pequeña pantalla desde el nacimiento del medio, nunca ha desaparecido de las parrillas televisivas. La razón del éxito radica en su flexibilidad de estructura y programación, los amplios márgenes de rentabilidad que permite y su capacidad para involucrar a la audiencia en el programa. En España, el concurso es uno de los géneros más producidos –desde 1996, las productoras españolas han producido una media de más de 32 concursos cada temporada, cifra exclusivamente superada por la suma de todos los géneros de ficción- y su presencia en el ranking de los programas más vistos es constante en todas las temporadas televisivas.

Texto completo

The URL or file path given does not exist.

Back to Top

Document information

Published on 30/09/05
Accepted on 30/09/05
Submitted on 30/09/05

Volume 13, Issue 2, 2005
DOI: 10.3916/25816
Licence: CC BY-NC-SA license

Document Score

0

Views 0
Recommendations 0

Share this document

Keywords

claim authorship

Are you one of the authors of this document?