Resumen

La ciencia en el siglo XXI recluta a amateurs y aficionados como fuerza de trabajo para resolver proyectos grandes. Esta “ciencia ciudadana” muestra una amplia variedad de modelos para producir conocimiento. Supuestamente este es un giro para democratizar la ciencia y las comunidades vulnerables o afectadas podrían representar un subtipo. Pero para analizarla se requiere tomar en cuenta dos conceptos: riesgo y comunidad de afectados. Otra característica del subtipo es el deseo de cambiar situaciones desfavorecedoras. El caso del sida es un ejemplo de cómo lograr cambios gracias al activismo y el conocimiento. El caso de la electro-sensibilidad muestra, por su parte, la capacidad de organización civil en la era de internet. Ambos movimientos influyeron poderosamente en sus continuadores online. Valorar los procesos actuales requiere un acercamiento cauto porque es posible que tales proyectos puedan ser adoptados como fuente económica en vez de modelos para evitar los riesgos de vulnerabilidad y exclusión.


Pulsa aquí para acceder a la version PDF

Back to Top

Document information

Published on 03/01/17
Accepted on 03/01/17
Submitted on 03/01/17

Volume 26, Issue 1, 2017
DOI: 10.3145/epi.2017.ene.11
Licence: CC BY-NC-SA license

Document Score

0

Views 0
Recommendations 0

Share this document

claim authorship

Are you one of the authors of this document?