Resumen

El arranque del siglo XVIII fue muy complicado tanto en España como en la Nueva España, toda vez que la guerra de sucesión motivada por el fallecimiento del último monarca austria, Carlos II, desencadenó un conflicto de dimensiones internacionales, en el que intervinieron las potencias europeas interesadas en imponer la casa real que gobernase a su conveniencia política tan importante país. El periodo comprendido entre los años 1700 a 1706 fue de gran incertidumbre, pues no se definía quién estaría al frente de la corona española. La nobleza hispana simpatizó con la idea de que el nieto del rey Luis XIV de Francia, Felipe V (Felipe de Anjou) se consolidara como futuro monarca español. En cuanto al clero español, su posición política en el escenario de la Guerra de Sucesión, obedeció a intereses de tipo económico, así como el miedo al regalismo. En este contexto, el obispo García de Legazpi Velasco y Altamirano jugó un papel importante durante la incertidumbre que vivía la Nueva España.

Texto completo

The PDF file did not load properly or your web browser does not support viewing PDF files. Download directly to your device: Download PDF document
Back to Top

Document information

Published on 07/04/14
Accepted on 07/04/14
Submitted on 07/04/14

Volume 2, Issue 1, 2014
DOI: 10.13035/H.2014.02.01.11
Licence: CC BY-NC-SA license

Document Score

0

Views 0
Recommendations 0

Share this document

claim authorship

Are you one of the authors of this document?