PERÚ: LA ILUSIÓN DEL ANALFABETISMO CERO

José A. Peralta Pisfil*

María M. Sáenz Egas**

Hace casi 15 años se lanzó el Plan de Alfabetización Cero en el Perú, cuyo objetivo era eliminar el analfabetismo, que según cifras oficiales de esa época revelaban que en el país había un millón y medio de peruanos mayores de 15 años que eran analfabetos. Esa cantidad equivalía al 8,1 por ciento de esa población, revelaba el Ministerio de Educación en aquel entonces.

Para concretar esta loable acción, se promulga el decreto supremo N° 022-2006-ED, que crea el Programa Nacional de Movilización por la Alfabetización (PRONAMA), organismo adscrito al Ministerio de Educación. Al mismo tiempo, la supervisión y ejecución del programa estaba a cargo de un consejo ejecutivo compuesto por representantes de cinco ministerios: Educación, Defensa, Economía, Salud y Mujer y, de dos consejos, el de Juventudes y el de Descentralización y, de forma opcional, por representantes de la sociedad civil.

Pero, la buena intención de este plan pasó desapercibido, pues muy poco o casi nada se conoce de sus resultados, pues al año 2020, el Perú sigue manteniendo una cifra similar de personas mayores de 15 años en calidad de iletradas. En el trayecto del tiempo, los sucesivos gobiernos (dos en turno de alternancia democrática) tampoco han logrado nada, pese a que se crearon nuevas formas de educación, entre ellas algunos dirigidos a la alfabetización pero a

_________________________

  • Doctor en Educación, mención Ciencias de la Educación
    • Magíster en Educación, mención en Docencia Universitaria. Catedrática ordinaria en la Facultad de Pedagogía y Cultura Física de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle, Lima-Perú.

través de la educación formalizada creándose modalidades especiales de educación para personas adultas, que se desarrollan en los Centros de Educación Básica Alternativa (CEBA).

En forma irónica, desde el año 2011 se conmemora el Día del Perú Libre de Analfabetismo. Pero, después de casi quince años de iniciada la quimera propuesta de “cero analfabetos” no hay razones para celebrar. Hacia el 2018 la población de analfabetos es de 8,3 % en las mujeres y el 2,9 en hombres. Es decir, la tendencia de iletrados se mantiene. El mayor porcentaje de personas adultas en esta situación está reflejado en el área rural. Apurímac, Huancavelica, Huánuco, Cajamarca, Cusco, Ayacucho, Puno, Amazonas y Áncash son las regiones que registran índices altos de analfabetismo.

Podemos afirmar que la educación en su modalidad de EBA–EPJA, EC–ETP (Programas oficiales del Ministerio de Educación para la educación de adultos), aplica y opera un sistema compensatorio, colocándonos frente al desafío estructural del modelo de desarrollo que tenemos. Además, diversas fuentes de información demuestran que la modalidad de Educación Básica Alternativa tiene una cobertura de atención muy limitada, con tendencia a la baja, dispone de recursos presupuestales exiguos y no tiene mayor relevancia en las decisiones de política educativa, tanto en las implementadas desde años atrás como en las próximas a implementarse. Por ello, educadores como José Rivero consideran que es una modalidad educativa “relegada e intrascendente en el sector educativo”.

El modelo real con que opera actualmente EBA está muy lejos de los planteamientos teóricos que sustentaron el Plan de Conversión cuya implementación progresiva se dio entre los años 2005 y 2010. La realidad ha terminado por mutilar sus perspectivas más interesantes y ha reducido su significación e importancia en el conjunto del sistema educativo nacional.

Según el Ministerio de Educación (Minedu), en la actualidad, solo 4 de 10 estudiantes terminan la secundaria. Las personas que no fueron al colegio o solo estudiaron algunos años son casi el 30% de nuestra población, que al año 2020 son 32 millones de habitantes. Los esfuerzos del sector plasmados en los 845 centros de educación básica alternativa (CEBA) a nivel nacional son insignificantes, considerando que son 9,6 millones de peruanos quienes demandan esta atención.

En el último censo (2017), el INEI reportó que 1’335.106 personas mayores de 15 años no saben leer ni escribir. Esta cifra, sin embargo, solo alude a los analfabetos absolutos, sin considerar a los analfabetos funcionales: aquellas personas que hicieron unos pocos años de primaria y que con el pasar de los años olvidaron lo aprendido.

Sin duda, el analfabetismo en el Perú es un problema al que lo hemos hecho invisible social, política, económica y antropológicamente. Sin desconocer que existen otros problemas urgentes por resolver en el país, la prioridad debe estar centrada en la Educación, considerando los resultados de las pruebas estandarizadas ECE, de la evaluación docente o las condiciones dramáticas de la infraestructura de la mayoría de las instituciones educativas. Aun así, se invierte más para las futuras generaciones y se prescinde del presente.

Sustentamos esto al observar los planes institucionales de los gobiernos regionales o cualquier plan o proyecto de diseño y planificación de las instituciones públicas para verificar que no hay actividad o inversión que aluda a la educación de la población adulta.

Tomando información del portal Estadística de la Calidad Educativa (Escale), se cuenta que los CEBA de gestión pública, a nivel nacional, prestan servicio educativo en los ciclos inicial, intermedio y avanzado (equivalente al nivel primaria y secundaria de la educación básica regular). Por datos del Minedu, se cuenta con 7.564 docentes en 829 CEBA y atienden a 121.000 personas. Esta cifra demuestra que el esfuerzo del sector solo llega al 2% de la población que demanda educación.

¿Qué se está haciendo por esta gran parte del capital humano que mueve, en el presente, la economía y el desarrollo de nuestra nación? Si se sigue invisibilizando el analfabetismo, le estamos negando el desarrollo a una gran parte de nuestros compatriotas.

La Visión País al 2050, anunciada por el presidente de la República, en donde se busca que todos alcancemos nuestro pleno potencial, será imposible si no invertimos en generar soluciones para educar a los adultos desde ahora, comenzando por asegurarles el derecho de aprender a leer y escribir.

Por referencia del Ministerio de Educación, esta modalidad atiende a adolescentes de 14 a 18 años, así como a jóvenes y adultos de 18 a más años a través del Programa Básica Alternativa de Jóvenes y Adultos (PEBAJA), y a personas mayores de 15 años mediante el Programa de Alfabetización.

El ingreso a un CEBA, en cualquiera de sus programas, es a solicitud del estudiante, quien puede pedir convalidación, revalidación de estudios, y la aplicación de pruebas de ubicación. Asimismo, pueden estudiar en forma presencial, semipresencial y a distancia.

Está dirigido también a los jóvenes que realizan su servicio militar voluntario, y a aquellos que están privados de libertad, en este último caso las actividades escolares se realizan dentro los penales dándoles la oportunidad de culminar su primaria o secundaria con docentes de los CEBA, a través de un convenio con centros penitenciarios de Lima Metropolitana.

BRECHAS ADULTAS DE ANALFABETISMO2002-2012

Durante el gobierno democrático del 2001-2006, se creó una ambicioso proyecto de lucha contra el analfabetismo con una proyección de 11 años de trabajo, denominado Plan Maestro de Alfabetización (que fue mantenido por el siguiente régimen 2006-2001), cuya finalidad era de orientar y promover la elaboración de planes, programas y proyectos en el ámbito nacional, orientados a desarrollar y asegurar una alfabetización de calidad y con equidad para los sectores que habían sido marginados no sólo de la escuela, sino de manera participar, de los campos económicos, políticos y culturales y, se tenía la intención de aplicar estrategia de inclusión en una manera dinámica y justa.

Dicho plan no era una propuesta acabada, sino que estaría abierto a una permanente construcción, que se iba “alimentando” con los aportes de los representantes de las diversas instancias que se habían comprometido en sus inicios con él, sino también de todo aquel que conociera el tema y podría sumar iniciativas que permitiera hacerlo más efectivo y ayudara al logro de sus objetivos, pero todo a través de un trabajo en equipo, no se buscaba ni aceptaba las individualizaciones.

En sus comienzos, el plan encontró una serie de trabas de tipo organizativo, de convocatoria, de motivación e interés de la población beneficiada (urbana y rural), pero asimismo, se enfrentaba a asuntos más sensibles por cuestiones ideológicas, políticas y económicas, ya que el país venía de salir de una dictadura y tiranía civil de 11 años y, comenzaba una etapa de reconstrucción nacional donde la estabilidad democrática y la descentralización representaban sus factores más importante y se convertían en los pilares fundamentales y centrales para concretizar este proceso.

Es que durante el oncenio de la dictadura se hubo perdido una serie de factores, sobre todo el de la identidad nacional, pero sumado a ellos, la crisis económica devastadora, donde el país pasó a una grave recesión y eso paralizó a los sectores productivos y creció desmedidamente las tasas de desempleo.

Pero, aun así, frente a estos inconvenientes, los dos gobiernos de turno que se sucedieron, fueron haciendo esfuerzos de democratización que apuntaban a superar y reducir las profundas desigualdades sociales1 y las estructuras de exclusión, pues, se buscaba, poner en práctica la descentralización política del país, pero, además, se intentaba ampliar las oportunidades de desarrollo y bienestar de las personas, familias, localidades y regiones, transfiriéndoles el poder de decisión y los recursos necesarios.

Como política de Estado, dicho plan tenía como visión incorporar y contar con todos los niveles y modalidades del sistema educativo nacional, asimismo, solicitó el apoyo de los sectores públicos y de la sociedad civil en su conjunto, para logra disminuir considerablemente las tasas de analfabetismo en el país, a través de un ejercicio de liderazgo democrático que convoque a un movimiento nacional por la alfabetización. Y, desde su misión, éste se constituía en el órgano responsable de asegurar que el proceso de alfabetización de jóvenes y adultos se realice con calidad, asegurando en los participantes la capacidad de seguir aprendiendo, de tal modo, que se garantice la continuidad de sus aprendizajes y la inserción en el mundo del trabajo y la producción, en mejores condiciones, pero además, lo más importante, su inclusión social.

Sin duda, en el papel o la intención, era un plan ambicioso de ayudar a salir del estado de iletrados a un gran porcentaje de la población, específicamente, a quienes se encontraban se

condición de pobreza y extrema pobreza, que en conjunto sumaban el 78% de la población, que fue el saldo que dejó la dictadura del oncenio (1990-2001).

__________________

1. Encuesta Nacional de Hogares sobre Condiciones de Vida, el 54% del total de la población del país se encontraría en situación de pobreza y el 24% en extrema pobreza. INEI, 2001.

Desde el punto vista de sus objetivos, el principal era reducir, en el período de duración del plan (11 años), al 50% la tasa de analfabetismo en el país, en contextos hispano hablantes y bilingües, mediante programas de amplia convocatoria nacional.

De este plan maestro, nace el PAEBA-Perú, que era un instrumento de fortalecimiento institucional del Ministerio de Educación del Perú aplicado para la modalidad de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas. Para su ejecución, se firma el Convenio Básico de Cooperación Científica y Técnica entre Perú y España con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional – AECI.

Su trabajo estaba dirigido a validar una propuesta educativa que conjugue las directrices del Plan Maestro de Alfabetización y de la educación de personas jóvenes y adultas, tal como lo establece la Ley General de Educación Nº 28044 para la modalidad de la Educación Básica Alternativa. El PAEBA-Perú, se constituye, además, en un gran aporte para el fortalecimiento de la propuesta organizativa general y curricular que sugiere modelos de organización y aprendizaje esenciales para que toda persona pueda desarrollarse en sus dimensiones humanas y sociales y, pueda tener la capacidad de adecuarse a diferentes procesos educativos.

Es decir, se convirtió en una propuesta de materiales educativos que facilitarían los procesos de autoformación de la población indicada, permitiéndoles que desarrollen sus propias estrategias de aprendizaje, a la vez, enriquecerlas a partir de la interacción con sus pares. Además, presentaba una propuesta de capacitación de técnicos y docentes que permita adecuar los perfiles de estos profesionales a la nueva modalidad.2.

Bien, el Estado, bajo los planes políticos de los gobiernos de turno y con el objetivo de alentar el trabajo de erradicar el analfabetismo en el Perú, mediante promulgación del Decreto

________________________________________

2. Ministerio de Educación: El PAEBA. (2006). Una experiencia para la reconstrucción de la educación de personas jóvenes y adultas. Del discurso a la Praxis, p. 8.

Supremo Nº 022-2006-ED crea el Programa Nacional de Movilización por la Alfabetización (PRONAMA), que se comprometió a desarrollar acciones formales de erradicar el analfabetismo en el país, constituyéndose como la Unidad Ejecutora del Ministerio de Educación. Inmediatamente, formula el Plan Nacional del Programa Nacional de Movilización por la Alfabetización 2006-2011, donde se establecía las acciones de alfabetización, sus lineamientos y estrategias.

Es así, que el Plan 2006 – 2011 se convierte en un medio primordial para la consecución de las metas en un plazo no mayor de cinco años (2006 al 2011) a fin de lograr tasas de analfabetismo no mayores del 4%. Esto significa alcanzar los estándares internacionales establecidos recomendados por la UNESCO.

Pero, el Estado también creó el Plan Nacional de Educación para Todos 2005-2015, Perú (EPT), que entre sus objetivos tenía como meta primordial reducir en forma significativa el analfabetismo. Se fijaron estrategias para apuntar su labor hacia la población rural, específicamente, la femenina y los parlo hablantes de lenguas autóctonas. El plan inicio su acción alfabetizando en 11 lenguas nativas peruanas3. Este plan estaba en concordancia con el objetivo Estratégico de Dakar 4, que sugería aumentar el 50% a partir del año 2015 el número de adultos alfabetizados, en particular mujeres, y facilitar a todos los adultos el acceso equitativo a la educación básica y a la educación permanente4.

_____________

3. María Isabel Infante Roldán María Eugenia Letelier Gálvez. (2013). La alfabetización de personas jóvenes y adultas en América Latina y el

Caribe: análisis de los principales programas. (p. 31).

4. Ministerio de Educación. (2005, p. 16). Plan Nacional de Educación para todos 2005 – 2015, Perú. Hacia una Educación de Calidad con

Equidad.

Han pasado 76 años desde que por primera vez el Estado peruano lanzó un plan de alfabetización. Esto ocurrió durante el Gobierno de Manuel Prado (1944), a la que denominó Campaña Nacional de Culturización de Adultos, que en su declaratoria afirmaba: “...casi la mitad de los seres humanos que pueblan nuestra Patria, no saben ni leer ni escribir y tienen los ojos vendados por la ignorancia (...) viven al margen de la civilización...”. Era la “pintura” del analfabetismo como ceguera. Pensaba principalmente en los indígenas - supuestamente reacios al progreso – y en la necesidad de civilizarlos como exigencia del desarrollo nacional5.

Sin embargo, la campaña quedó truncada - como ocurriría frecuentemente en las décadas venideras - por recorte en el presupuesto. Pero, aquel mensaje redentor quedó e inspiró las propuestas de los siguientes setenta años.

Es así, que los Gobiernos de Benavides, Prado y Bustamante (1939 – 1945) declararon que aplicarían recursos especiales para enfrentar el analfabetismo y convocaron a los maestros del Estado como agentes principales. La preocupación era “la cultura” y “la civilización”. En una posición singular estuvo el Ministro de Educación del Gobierno de Bustamante y Rivero, Luis Valcárcel, que creó los Núcleos Campesinos con el propósito de facilitar la alianza entre la escuela y las culturas andinas.

En setiembre del 2017, el Ministerio de Educación (Minedu) informaba que estaba desarrollando una serie de estrategias y acciones descentralizadas con el objetivo de disminuir la tasa de analfabetismo de 5,9% a 3.8% de la población para el 2021, Año del Bicentenario.

____________

5. Edilberto Portugal Speedie. (2004, p. 16). Tiempos nuevos para la alfabetización en el Perú.

Lima: CARE, ITDG, ODEINS.

Con ocasión de celebrarse el Día Internacional de la Alfabetización, que se conmemora el 8 de setiembre, el entonces director de la Dirección de Educación Básica Alternativa del Minedu, informaba que en los últimos cinco años se logró reducir el analfabetismo de 7.1% a 5.9% articulando acciones con gobiernos regionales y locales, así como con sectores vinculados al desarrollo de las comunidades y poblaciones vulnerables6.

En dicha oportunidad, anotaba que en el Perú había 1 millón 375 mil 521 personas analfabetas, según la Encuesta Nacional de Hogares 2016 del Instituto Nacional de Estadísticas e Informática. Ante este panorama, refería que el Minedu seguiría trabajando para que la alfabetización llegue al 100% en el país, pues se trata de un derecho humano y un medio para alcanzar el desarrollo individual y social y erradicar la pobreza, reducir la mortalidad infantil y garantizar la igualdad de oportunidades.

Para ese entonces, el Estado, a través del Minedu desarrollaba el Programa de Alfabetización y Continuidad Educativa (PACE) de la Educación Básica Alternativa (EBA), que beneficiaba a 46 mil 235 jóvenes y adultos mayores de 15 años que no lograron culminar la primaria, de los cuales 29,208 eran mujeres, es decir, el 63%, y 7,659 eran de la zona rural.

Hace tres años del desarrollo del PACE, lapso en que el Minedu viene brindando asistencia técnica a los gobiernos regionales de Lima Provincias y Junín, quienes ejecutaban sus respectivos proyectos de alfabetización, y priorizaban la alfabetización en los poblados del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, en virtud del compromiso adquirido con la

Comisión Multisectorial para la Pacificación y Desarrollo Económico Social del VRAEM, zona declarada en emergencia por la presencia de bandas de narcotraficantes y terroristas.

__________________

6. Minedu. (2017). Minedu impulsa estrategias descentralizadas para reducir analfabetismo. En http://www.minedu.gob.pe/n/noticia.php?id=44264

La alfabetización del PACE también ponía énfasis en las áreas rurales de Piura, Cajamarca, Huánuco y en las zonas periurbanas de Lima Metropolitana, específicamente en

los distritos de Villa El Salvador, Ate y San Juan de Lurigancho, y también en el distrito de Ventanilla (Callao), lugares que juntos suman más de dos de los diez millones de habitantes que tiene la capital Lima.

Por su lado, en octubre del mismo año, el Instituto Nacional de Estadística e Informática-INEI- informaba que, según los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), con motivo del Día Internacional de la Alfabetización, que se celebra cada 8 de setiembre, el Jefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), revelaba que 21 millones 474 mil personas de 15 a más años de edad ya saben leer y escribir al año 2016, lo que representa una cobertura de alfabetización del 94,1% de la población de este rango de edad. En tanto, la tasa de analfabetismo es de 5,9%7. Según los resultados de la ENAHO, por sexo, la proporción de mujeres alfabetizadas en el país se incrementó en más de cuatro puntos porcentuales en los últimos diez años (de 86,2% en el 2006 a 91% en el 2016), y la de hombres aumentó en 1,7 puntos porcentuales (de 95,4% a 97,1%). Los censos nacionales del año 2017 lograron actualizar el registro de la población alfabetizada.

____________________

7. INEI. (2017). Cobertura de alfabetización en el Perú llega al 94,1% de los peruanos de 15 a más años de edad. En

https://www.inei.gob.pe/prensa/noticias/cobertura-de-alfabetizacion-en-el-peru-llega-al-941-de-los-peruanos-de-15-a-mas-anos-de-edad-9949/#:~:text=a%C3%B1os%20de%20edad-,Cobertura%20de%20alfabetizaci%C3%B3n%20en%20el%20Per%C3%BA%20llega%20al%2094%2C1,a%20m%C3%A1s%20a%C3%B1os%20de%20edad&text=An%C3%ADbal%20S%C3%A1nchez%20Aguilar%2C%20inform%C3%B3%20que,de%20este%20rango%20de%20edad.

El Jefe del INEI señaló en su momento que los resultados censales, permitirían generar cifras precisas de la población alfabetizada, debido a que la cédula censal incluía la pregunta "¿sabe leer y escribir?", que se planteó a los habitantes del país. De acuerdo al rango de edad, es mayor la alfabetización en los jóvenes de 15 a 19 años (99,1%) que en la población de edad más avanzada, dentro de la cual el grupo de 60 años de edad a más es el que menor alfabetización presenta (80,8%).

Por aquel año (2017), los resultados de la ENAHO, por el área geográfica, se encontraba alfabetizada el 96,3% de la población del área urbana del país y 85,4% del área rural. De acuerdo al sexo, en el área urbana 94,5% de las mujeres y 98,2% de hombres están alfabetizados; y en el área rural, 76,6% y 93,2%, respectivamente.

También la ENAHO revelaba que según región natural, 96,8% de la población de la costa de 15 años a más de edad está alfabetizada, al igual que 92,5% de la selva y 89,5% de la sierra. Sin embargo, en la región sierra, el alfabetismo aumentó casi seis puntos porcentuales en los últimos 10 años, de 83,7% en el año 2006 a 89,5% en el año 2016; seguida de la selva, en 2,4 puntos porcentuales, de 90,1% a 92,5%; y la costa, en 1,7 puntos porcentuales, de 95,1% a 96,8%.

La misma encuesta indicaba que por departamentos, luego de la provincia de Lima, que tiene la tasa más alta de alfabetismo (97,9%), le siguen la Provincia Constitucional del Callao (97,7%), Tumbes (97%) e Ica (96,9%). Las tasas más bajas se registran en la región Apurímac (83,7%), seguida de Cajamarca (86%), Huánuco (86,6%), Huancavelica (87,4%) y Ayacucho (88,4%).

Al analizar el alfabetismo por condición socioeconómica, se observa que en la población más pobre (quintil I), el porcentaje de personas que saben leer y escribir era de 84,7%, resultando mucho menor que en la población de nivel más alto (quintil V), en la cual representa el 98,7%.

MINEDU: LLEGAR CON TASA MÍNIMA DE ANALFABETOS AL BICENTENARIO

En el año 2018, la Dirección de Educación Básica Alternativa del Ministerio de Educación, informó que el sector busca llegar al 2021 con una tasa mínima de analfabetos en el país. Para ese momento, ya eran más de un millón 369 mil personas mayores de 15 años que se encontraban en la condición de analfabetas y, la constante de los indicadores de años anteriores se volvían a repetir en las regiones de Cajamarca, Piura y el Vraem (Ayacucho) como los lugares donde se registraba el mayor porcentaje8.

Coincidentemente, esos tres lugares se han convertido en los 76 años de trabajo de alfabetización de adultos en el Perú como las zonas más difíciles de combatir las tasas de iletrados, pese a que en cada programa de alfabetización que planifica el Minedu centra la mayor preocupación y esfuerzos para lograr la reducción de los porcentajes.

Según la Dirección de Educación Básica Alternativa, en el mismo año (2018) el Minedu intentaba modificar las estrategias de alfabetización para cumplir con el objetivo de reducir el porcentaje de 5,9 por ciento de analfabetismo y, para alcanzar esa meta había creado los llamados “equipos base” y los denominados “Círculos de alfabetización”9. La creación de los “Círculos de alfabetización” se convertía en los nuevos aliados de los planes del Minedu, los que funcionarían, no necesariamente, en las instituciones educativas, sino que se apostó que ese trabajo se realice en las municipalidades y las comisarías.

_________________

8. Minedu (2018). Minedu busca llegar con tasa mínima de analfabetos al bicentenario. En

https://www.tvperu.gob.pe/noticias/locales/minedu-busca-llegar-con-tasa-minima-de-analfabetos-al-bicentenario

9. Ibíd. Minedu (2018).

Pero, luego de dos años de la realización de esta nueva propuesta alfabetizadora, jamás se dio a conocer sus resultados, tanto del sector Educación como de los gobiernos municipales y de la policía. Al parecer, no dio resultado y se convirtió en esfuerzo nulo.

De acuerdo con algunos especialistas en alfabetización, la repetición de los indicadores estadísticos sobre el estancamiento de los planes de alfabetización en los tres departamentos indicados líneas arriba, se debe a que cada año hay una mayor demanda educacional, sobre todo de mujeres iletradas que van de los 35 años a más, entonces, eso afecta los planes del Minedu que inicialmente fijan su muestra de trabajo con cifras recogidas de algún tipo de censo realizado en un periodo correspondiente al año anterior.

La otra explicación o factor que afecta los planes de alfabetización y no logra “romper” las cifras de reducción, se debe a que el sistema educativo obedece a una compleja trama de tensiones y eventos sociales y políticos de trascendencia para la definición de las características que ahora conocemos.

Sin duda, otra explicación que es causa de estancamiento, es el relacionado al tamaño y la difícil geografía del territorio peruano, que le ha impuesto al Estado un enorme reto para el control centralizado de los servicios. Ninguna región del país puede autoabastecerse y las condiciones para la integración geográfica, política y económica siempre han sido un desafío difícil de enfrentar.

Por otro lado, el desarrollo de un sistema nacional de educación como objetivo político ha representado y expresado la necesidad de integración impulsada por los dos extremos del espectro nacional: el Estado central basado en Lima, y las comunidades urbanas y rurales del resto el país que buscan diferentes maneras de integrarse a la ciudadanía y el desarrollo nacionales, pero hasta el momento es un esfuerzo en camino.

Sin embargo, las regiones mencionadas no son las únicas donde el analfabetismo se ha estancado, según cifras del INEI (2018) de un censo ENAHO reflejan que en la misma condición están las regiones de Apurímac, Huancavelica, Huánuco e incluso Cusco, tal como muestra la tabla N° 1.

Tabla 1

Tasa de analfabetismo de la población de 15 a más años de edad, según ámbito geográfico en el periodo 2007-2018.

Ámbito geográfico

Total

2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018
8.2 7.6 7.4 7.1 6.2 6.2 6.3 6.0 5.9 5.9 5.6
Área de residencia

Urbana

4.5 4.2 4.0 4.0 3.3 3.5 3.7 3.6 3.7 3.5 3.4
Rural 19.5 18.3 18.3 17.4 15.9 15.8 15.7 14.8 14.6 14.9 14.5
Región natural

Costa

4.5 4.1 4.2 3.9 3.2 3.2 3.3 3.1 3.2 3.1 3.0
Sierra 14.5 13.6 13.3 12.7 11.2 11.2 11.3 10.8 10.5 10.3 9.9
Selva 9.0 8.2 7.4 7.7 7.2 7.4 7.5 7.2 7.5 7.5 7.3
Departamento

Amazonas

9.1 9.7 9.6 9.8 8.8 9.3 9.5 8.6 9.3 8.5 8.4
Áncash 12.9 12.4 11.3 11.4 9.9 9.0 9.1 9.5 8.7 10.0 9.6
Apurímac 19.9 17.0 16.4 18.3 14.5 15.2 17.1 13.8 16.3 15.2 14.0
Arequipa 5.4 5.3 4.7 5.6 4.2 4.4 4.6 4.7 4.4 3.9 3.5
Ayacucho 16.0 15.0 14.9 14.3 13.8 13.4 12.7 11.5 11.6 11.7 11.9
Cajamarca 17.3 14.5 14.9 14.1 11.8 14.2 13.1 13.1 14.0 11.5 11.5
Callao 3.5 2.9 2.8 2.3 2.3 2.2 1.9 2.1 2.3 2.2 2.0
Cusco 14.3 12.4 12.7 11.0 10.8 11.4 12.7 11.5 10.1 10.9 10.6
Huancavelica 18.9 17.1 18.5 16.8 14.9 13.8 15.6 14.3 12.6 13.8 12.4
Huánuco 17.2 18.6 18.6 18.0 16.6 16.0 13.4 12.7 13.4 13.1 12.9
Ica 4.2 4.4 4.9 4.0 3.1 3.2 2.7 2.7 3.1 2.6 2.0
Junín 8.3 7.5 7.1 6.5 5.9 5.6 6.6 5.8 6.0 5.4 6.3
La Libertad 8.3 8.3 8.2 7.7 6.7 6.4 6.0 6.0 5.2 6.1 5.6
Lambayeque 8.5 8.3 8.4 8.0 6.9 6.4 6.3 5.8 6.5 6.1 6.1
Provincia Lima1/ 3.3 3.0 2.9 2.9 2.0 2.1 2.3 2.1 2.1 2.0 1.8


Región Lima2/ 9.0 7.2 7.0 6.7 4.6 4.5 4.5 4.5 5.0 4.5 4.4
Loreto 8.0 7.7 5.7 7.1 6.9 5.4 5.3 7.7 6.7 7.3 6.4
Madre de Dios 4.1 3.6 4.5 4.1 3.6 3.7 4.2 3.8 4.1 4.3 4.3
Moquegua 6.4 5.3 5.4 5.6 4.8 4.7 4.8 4.8 4.5 4.2 4.6
Pasco 9.7 8.8 7.5 6.7 6.7 6.2 6.3 6.3 6.3 7.3 6.3
Piura 9.4 8.9 9.4 7.9 7.5 7.9 7.7 7.6 7.9 7.6 8.0
Puno 14.1 13.0 11.7 11.1 10.5 10.0 10.5 9.4 9.2 9.5 8.7
San Martín 7.7 7.6 7.0 6.9 6.5 7.7 8.1 6.8 7.1 8.4 7.3
Tacna 3.4 3.5 4.0 5.4 4.1 3.5 3.4 3.9 4.5 3.4 3.2
Tumbes 3.4 3.9 4.2 4.2 3.4 3.5 3.7 3.0 3.0 3.7 3.0
Ucayali 6.1 5.5 5.4 5.3 4.3 5.6 6.0 4.6 4.7 4.54.5


1/ Comprende los 43 distritos que conforman la provincia de Lima

2/ Incluye las provincias de: Barranca, Cajatambo, Canta, Cañete, Huaral, Huarochirí, Huaura, Oyón y Yauyos.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática - Encuesta Nacional de Hogares.

Sin embargo, el sector privado peruano observa a la educación peruana desde otra óptica, tal como lo asevera ComexPerú (gremio de empresas de Comercio Exterior en el Perú), sosteniendo que en el país, en los últimos años, se han logrado sustanciales mejoras en educación. Amparados en los resultados del Índice de Competitividad Regional (Incore) 2019, elaborado por el Instituto Peruano de Economía y el Consejo Privado de Competitividad, señalan que en 2010, por ejemplo, únicamente un 41.9% de los colegios públicos y privados, a nivel nacional, contaban con los tres niveles básicos; pero, en 2018, el porcentaje ascendió a un 48.6%.

Acota ComexPerú, que, igualmente, en el mismo periodo, la asistencia escolar básica se incrementó de un 82.6% a un 90.9%, y que la tasa de analfabetismo en personas de 15 años a más se redujo de un 7.6% a un 5.6%, siendo este dato muy halagador, pues, devuelve la confianza a los planes de alfabetización que realiza el Minedu.

No obstante los resultados, afirman que las brechas entre regiones aún son persistentes. Por ejemplo, en Lima, el 92.8% de los colegios públicos y privados cuentan con acceso a los tres niveles básicos, en contraste con Ucayali y Loreto, con el 9.9% y 8.5% disponen de estos. Asimismo, mientras que en Lima la tasa de analfabetismo asciende a un 1.8%, en Cusco, Cajamarca, Ayacucho, Huancavelica, Huánuco y Apurímac dicho porcentaje es aún superior al 10%. En este sentido, recomienda realizar inversiones eficientes que contribuyan a cerrar la brecha de infraestructura en educación a largo plazo (2016-2025) —la cual, según cifras de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), asciende a US$ 4,568 millones—, es esencial para impulsar el crecimiento e igualdad de oportunidades a lo largo de todo el territorio.

ComexPerú confirma que en nuestro país el gasto en educación ha tomado cada vez más importancia. En 2019, el presupuesto institucional modificado (PIM) asignado a ese sector bordea los S/ 32,057 millones (17.5% del PIM total), lo que representa un incremento del 114% respecto del PIM asignado en el 2010, tal como se muestra en la tabla N° 2.

Tabla 2

Presupuesto Institucional Modificado destinado a Educación.

Draft Content 361924886-336-image1.jpeg
Pese a que los recursos se incrementaron, su utilización no siempre es eficiente. Por ejemplo, en los primeros cinco meses del año pasado, únicamente se ha invertido un 30.6% del PIM asignado a educación. En esta línea, los departamentos que mayor porcentaje de su PIM han ejecutado son Loreto (40.3%), Ucayali (37.9%) y Cajamarca (37.7%); mientras que Lima (24.8%) y Cusco (29.8%) son los que menos ejecución han realizado.10

____________________

10. ComexPerú. En https://www.comexperu.org.pe/articulo/como-vamos-en-educacion

Día del Perú Libre de Analfabetismo: ¿cuándo será?

Nuestra sociedad y civilización requieren construir un futuro humano viable. Y, para ello, hay que “aprovechar el poder y el potencial del aprendizaje y la educación de adultos”, así lo reconoció hace once años la Declaración de la VI Conferencia Internacional de Educación de Adultos (CONFITEA VI), organizado por la UNESCO el 2009 (Belem do Pará, Brasil). El Estado peruano asumió a la educación como derecho, reconociendo que “debemos trazar un nuevo y urgente curso de acción para posibilitar que todos los jóvenes y adultos ejerzan este derecho” (UNESCO-CONFITEA VI, p.1), con una “educación que prepara para la vida y el trabajo” (Constitución del Perú, Art. 14), en contextos locales-regionales-nacionales-internacionales de corto, mediano y largo plazo.

Pero, hoy, luego de quince años, se evidencia la EBA no está garantizando ni la universalización en la atención de jóvenes y adultos; ni en calidad y preparación para la vida y el trabajo y, mucho menos, ofrezca una atención de aprendizajes específicos que devengan para lo largo de la vida. Se necesita, urgente, una EBA que sea fin y medio del desarrollo humano sostenido y no una modalidad educativa remedial a las limitaciones de la Educación Básica Regular (EBR) y marginal en las decisiones de política educativa.

Hay una creciente conciencia sobre la situación crítica de la modalidad. Desde el Ministerio de Educación (MINEDU) y la Sociedad Civil. Por ejemplo, al año 2036, debemos transitar de la EBA remedial hacia una oferta integral y continua de Educación para Personas Jóvenes y Adultas (EPJA). Nuevos escenarios y contextos exigen cambios profundos que se han iniciado pero que se deben afianzar y reorientar, en lo que sea necesario11.

___________________

11. Colectivopor una EPJA Transformadora (2019, p. 10). En

https://tarea.org.pe/wp-content/uploads/2019/10/CEAAL_EBA-2021_EPJA-2036.pdf

Hoy, observando las tasas de analfabetismo en el Perú, nos llevan a inquietarnos porque continúan convirtiéndose en una ilusión erradicarlo completamente. A la actualidad, por ejemplo el 5.84% no sabe leer ni escribir, según el Censo de Población y Vivienda del año 2017 levantado por el INEI. Es decir, no menos de un millón 262 075 habitantes censados del país son analfabetos absolutos. La población en situación de analfabetismo por desuso ha sido considerada en los habitantes que solamente tuvieron primaria incompleta o completa.

Según datos del INEI, la citada tasa de analfabetismo absoluto en un promedio nacional es: 149 provincias están por encima de ese promedio; y 26 tienen tasas de analfabetismo superior al 20%. De otro lado, las tasas de analfabetismo son diferentes según la edad. Por ejemplo, a menor edad es menor. Mientras en el rango de 15 a 17 años de edad los analfabetos representan el 0.76%, en el de 18 a 29 años son el 1.18%. Mientras que en la población de 30 a 59 años hay un 4.67% de analfabetos y, los de 60 a más años, llega al 19.36%.

Ahora, hay variación en las tasas de analfabetos según origen étnico y cultural. En el pueblo Shawi el analfabetismo llega al 26.34%, en los Asháninka es de 21.39%, para los Awajun es 14.8%. El menor índice de analfabetismo está en la población Nikkei peruana que asciende a 0.3%, los Tusan son el 0.56%. La población mestiza alcanza el 3.94% y la blanca 4.17%. Según el Minedu (2020, setiembre), en forma entusiasta reveló que a la fecha 19 regiones y el Callao alcanzaron el estándar internacional de logro para la alfabetización, reduciendo la tasa de analfabetismo a 2.82 %. Por lo que se considera un país libre de analfabetismo12.

12. Minedu (2020). Día del Perú Libre de Analfabetismo: ¿cuál es la importancia de esta fecha? En https://www.tvperu.gob.pe/novedades/tvperu/dia-del-peru-libre-de-analfabetismo-cual-es-la-importancia-de-esta-fecha

En el Perú, la movilización nacional por la alfabetización permitió atender a más de dos millones 700 mil peruanos iletrados, de los cuales más de un millón 670 mil aprendieron a leer y a escribir, y más de 500 mil ya alfabetizados fueron incorporados a la continuidad educativa. Estos indicadores nos llevan a ilusionarnos, pues confiamos que para el 2022 ya seamos uno de los países libre de analfabetos.

Referencias.

Educación de Jóvenes y Adultos a lo Largo de la Vida. (2015). Memoria del Encuentro

Nacional sobre la Educación de Jóvenes y Adultos. Lima: EDAPROSPO.

INEI. (2020). Analfabetismo y alfabetismo. Disponible en

http://m.inei.gob.pe/estadisticas/indice-tematico/analfabetismo-y-alfabetismo-8036/

INEI. (2020). Estado de la población peruana al 2020. Disponible en https://www.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/publicaciones_digitales/Est/Lib1743/Libro.pdf

INEI. (2017). Resultados de los Censos Nacionales 2017. Lima: INEI. En http://censo2017.inei.gob.pe/

Ministerio de Educación. (2020). La Educación Básica Alternativa. Lima: Minedu.

UNESCO-CONFITEA VI (2009): “Aprovechar el poder y el potencial del aprendizaje y la

educación de adultos para un futuro viable - Declaración de la VI Conferencia Internacional

de Educación de Adultos”. (Belem do Pará, Brasil). En Revista de la dvv “Educación de

Adultos y Desarrollo” N° 75/2010. Disponible en: [https:// https://]www.dvv-international.de/es/

educacion-de-adultos-y-desarrollo/ediciones/ead-752010/

Back to Top

Document information

Published on 07/10/21
Accepted on 07/10/21
Submitted on 07/10/21

Licence: CC BY-NC-SA license

Document Score

0

Views 1
Recommendations 0

Share this document

claim authorship

Are you one of the authors of this document?