Summary: The objective of this essay is to understand educational policies based on the structural changes of the State. It is explained how geopolitics and the free market system have significantly affected the way to implement and develop educational policies in Latin America. The effects of reducing state intervention in the educational sphere that fosters the emergence of the network society are analyzed.

Keywords: Educational policies, geopolitics, free market, neoliberalism, public policies, networks.

Antecedente contextual de las políticas educativas en Latinoamérica

Comprender las políticas educativas, su aplicación y sus diferentes formas en las que se han integrado en Latinoamérica, nos invita a trabajar diferentes conceptos como la geopolítica, los sistemas políticos y el ejercicio del Estado en la dinámica económica. Esto es porque son actores que, si bien han sido una constante en el escenario social desde el nacimiento del Estado Moderno, han sufrido con el paso del desarrollo económico, político y tecnológico, transformaciones profundas que su concepto, alcance y articulación para dirigir el orden social se han adaptado para que, en aras de la libertad, la ejecución del libre mercado se integre como filosofía global en un intento por sanear las finanzas públicas que el Estado benefactor o sistema de Keynes dejó como resultado durante varios años de su aplicación.

El libre mercado se convirtió en el nuevo modelo económico para rescatar al Estado de las múltiples operaciones intervencionistas que tenía en el desarrollo del mercado, es decir, el Estado de beneficio tenía como finalidad ser parte de la economía y regularla a través de diversos programas sociales; sin embargo, el gasto, con el crecimiento de la población, se elevaba cada vez más convirtiendo al Estado en un “imposibilitado para funcionar y cubrir otras necesidades. La idea del libre mercado es la consecuencia de la desaceleración económica que el sistema de Keynes provocó una vez estabilizada la economía tras los estragos de la Segunda Guerra Mundial, es decir, el sistema de Keynes comenzó a colapsar en los 70 en el momento en que el Estado ya no podía sostener más los subsidios, y la tesis Keynesiana: "sólo el Estado puede restaurar los equilibrios fundamentales" (Zacaría, 2010) pierde toda su fortaleza. El libre mercado es un Estado no intervencionista en la línea de desarrollo del mercado, es una idealización económica en el cual no existe restricción política, legal, económica o de cualquier otro tipo para que los diferentes factores económicos circulen de una nación a otra. Estos factores económicos son, por ejemplo, la circulación de bienes, servicios, dinero, tecnología o conocimientos, los cuales son producidos o generados en una nación y pueden encontrar una demanda de consumo en otra nación diferente (Martínez, 2008).

Además, con el colapso del sistema de Estado benefactor y la llegada del libre mercado, se suma la globalización. La globalización es un modelo de construcción económica y política impulsada por organismos como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, Organización Mundial de Comercio y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, quienes han tratado cada vez más de eliminar las barreras no sólo al comercio internacional, sino al flujo de capitales bajo el argumento que la inversión extranjera promueve el crecimiento económico, sin embargo, el problema se encuentra en que, los capitales extranjeros no se convierten en inversión directa, son industrias que generan empleo, pero el capital es especulativo y mucha veces es extraído de los países para fortalecer la economía de los países de donde son originarios los inversionistas (Ibid.).

La globalización y la expansión del libre mercado han obligado que los estudios políticos se integren al ambiente académico. En la actualidad los gobiernos emplean a un gran número de políticos expertos para ayudarles a resolver problemas sociales, esto se debe a que la toma de decisiones ya no son una afectación regional, y es necesario la intervención de expertos para calcular los efectos globales que las decisiones que toman pueden afectar. Los políticos ya no únicamente resuelven los problemas de manera limítrofe. Anteriormente los estudios políticos se centraban en las necesidades del Estado, ahora, se debe analizar las prioridades del mercado global, contemplar programas y determinar modos de asegurar su eficiencia y efectividad (Rizvi y Lingard, 2013).

Con lo anterior, surge el concepto de neoliberalismo, que es el conjunto de ideas políticas y económicas que elimina la participación del Estado en la economía, fomentando así la producción privada sin supervisión y subsidio del gobierno, ya que este principio garantiza el crecimiento económico y desarrollo social de un país (http://conceptodefinicion.de). Era importante redefinir las fronteras entre el Estado y la sociedad en un contexto de globalización de los mercados. Se comprendió que el papel del Estado tenía un marco exclusivamente para formalizar las reglas del juego a partir de la promulgación de textos jurídicos y administrativos, de la creación de organizaciones y de redes de interacción que sirven de enlace entre la organización y el entorno pertinente en el cual desea desarrollar su acción. Es así como las políticas públicas se entienden como programas de acciones (Roth, 2002).

Así los gobiernos recurrieron a los científicos políticos para que les ayudaran tanto a crear como a fomentar políticas y programas, porque las políticas públicas habían dejado su marco exclusivo nacional y los mecanismos del mercado entraron en el escenario político nacional. El análisis de las políticas públicas permite renovar, alimentar y aportar a la discusión y a los debates políticos y académicos sobre temas como el Estado, la política, la democracia, la participación, la organización, la gestión pública y otros más a partir de un enfoque que privilegia el análisis concreto de la realidad de las prácticas políticas y administrativas cotidianas (Ibid.). Los científicos consideraron que para lograr el estudio de la política debe entender como «producto» de la actividad política. Para ello fue necesario diseñar la metodología que permitiera comprender el andamiaje de la política pública, por lo que fue necesario el apoyo de diversos expertos que trabajaran el objeto de estudio a partir de la trinchera de la interdisciplinariedad.

Como un primer paso, en lugar de centrar los estudios en el Estado, se debía focalizar la actividad concreta del Estado, identificar concretamente a los actores que intervienen en los procesos de definición, de decisión y de implementación de una política; entre otros puntos como la aplicación de una metodología de investigación aplicada al qué y para qué para desplazar la investigación hacia el lado de los productos del Estado (Ibid.).

El resultado de estas investigaciones ayudó a redefinir las fronteras entre el Estado y la sociedad en un contexto de globalización de los mercados. Se comprendió que el papel del Estado tenía un marco exclusivamente para formalizar las reglas del juego a partir de promulgación de textos jurídicos y administrativos, de la creación de organizaciones y de redes de interacción que sirven de enlace entre la organización y el entorno pertinente en el cual desea desarrollar su acción, es así como las políticas públicas se entienden como programas de acciones (Ibid.).

Las redes funcionan para reconfigurar las acciones del Estado frente a las nuevas demandas de participación en las sociedades modernas. Contextualmente, mucho se debe a la era de la información, entendiéndose ésta como el fuerte poder inherente que poseen las tecnologías de la información y la comunicación en el marco de un nuevo paradigma socio-técnico. La sociedad red se caracteriza por su enorme complejidad de su estructura la ser auto reprogramables, flexibles y adaptables gracias al poder de las tecnologías de la información y comunicación (Cariman, 2010). Con las transformaciones políticas mundiales y el avance tecnológico, se da paso a procesos sociopolíticos que darían las bases a un nuevo modelo de ejercicio del poder político. El insostenible Estado benefactor generó una reestructuración, como anteriormente se dijo, en muchos aspectos, pero sobre todo en la administración pública y su progresiva sustitución por modelos de gestión pública.

Las redes es un nuevo estilo de gobierno que establece todo un proceso de coordinación dinámica que se desarrolla en los siguientes incisos:

a) La intensificación de la sectorización y de la diferenciación de políticas de administraciones, b) la participación de un número mayor de actores políticos en el proceso de políticas públicas, c) la extensión del campo de las políticas públicas, d) la descentralización y fragmentación sociopolítica del estado, e) la difuminación de las fronteras entre la público y lo privado, f) la extensión de la intervención privada en áreas tradicionalmente públicas, g) la trasnacionalización de las políticas nacionales y, h) los crecientes niveles de auto-organización de actores privados (Ibid.).

Las redes buscan que ninguna elite política-administrativa monopolice la acción y decisiones políticas, sino que sean el resultado de procesos de coordinación entre los actores. Sin embargo, un problema central en el fomento y desarrollo de las redes es el hecho de que el Estado corre peligro de inmovilización y sea remplazado por un gobierno privado. La acción de la gobernanza denotaría una forma de gobernar lejos del poder del estado o con el creciente protagonismo de actores no estatales, que en muchos casos, cuentan con distintos niveles de influencia política, social y cultural: “sería nada más y nada menos que el renacimiento camaleónico de un corporativismo político de nuevo cuño…” (Ibid.).

Esto obligaba a desarrollar un análisis crítico también de la política educativa, como parte de estos cambios sustanciales de la función del Estado, y sobre todo, comprender el modo en que los procesos globales transforman la política educativa en todo el mundo (Rizvi y Lingard, op. cit). Definir la política educativa, según F. Rizvi y B. Lingard (2013), requiere primero de la analizar sus acciones, la diversidad de instituciones; inferir que la política es un proceso, basado en acciones y conductas de las personas. La política tiene que ver con el cambio, es más una fórmula que un proyecto. Con lo anterior, este proceso de interpretación es fundamental para entender el papel que desempeñan las políticas al producir y modelar el cambio. No obstante, estos conceptos basados en la naturaleza de un Estado institucional, territorial y centralizado ya no se puede sostener con la llegada de la globalización. El Estado se ve obligado a la reconstitución y redefinición del mismo a partir de los nuevos contextos económicos, políticos y sociales que la globalización trae consigo.

El nuevo panorama político ha permitido que las organizaciones sociales tengan cada vez mayor influencia en los programas sociales, sobre todo en lo que refiere a la educación. Las políticas educativas neoliberales han planteado un discurso de la ineficiencia del Estado para mantener un sistema escolar de calidad, establecen en su discurso que la educación pública es un fracaso y que es necesaria la reducción de la responsabilidad del Estado en la educación, siendo así la única forma posible para sacar las insuficiencias educativas; sin embargo, para que este discurso funcione, las organizaciones mundiales establecen estrategias discursivas bajo la tónica de su lógica económica. El neoliberalismo utiliza indicadores de calidad ajenos a la lógica educación y reduce el análisis a las articulaciones de la educación con la economía (Puiggrós, 1996). Por ejemplo, la forma como considera indicadores de calidad el número de graduados que consigue empleo o las tasas de retención/deserción de los establecimientos educativos. El vacilamiento del mercado de trabajo producido por las políticas económicas neoliberales es una determinación de magnitud mucho mayor que la competitividad otorgada por la formación recibida, excepto en el interior de grupos muy delimitados de demandantes de empleo que provienen de orígenes sociales e instituciones educacionales semejantes, por lo tanto, el primero de aquellos indicadores es parcial y conduce a una conclusión extraña (Ibid.).

En el caso de los sistemas educativos en Latinoamérica, la globalización y el libre mercado han obligado a cambiar las estructuras y la organización de los sistemas educativos, mediante la lógica de la libre competencia del mercado. El libre mercado ejerce la descentralización y la autonomía educativa y eso al Estado le permite disminuir el pesado y costoso aparato burocrático y contribuir al adelgazamiento gubernamental (López, 2006). Sin embargo, las consecuencias de la descentralización de la educación han sido diversas, una de ellas es la modificación de las condiciones contractuales del profesorado, su jornada laboral y la destrucción de su organización gremial. Además. En pocas palabras el problema de la calidad educativa en Latinoamérica quedó reducido a un problema de gestión. Eso se debe a que la tendencia a reducir el Estado, consecuencia de diferentes crisis económicas y la ola neoliberal, restringen todavía más su influencia en estos espacios sociales. La debilitación del anclaje de instituciones estatales en la sociedad es con el único fin de reducir el costo de éstas (Ibid.).

Las reformas educativas son una respuesta y un medio a través del cual la globalización impacta en lo social. Puede verse los efectos de los últimos años, tanto los países centrales como los periféricos han tenido que aceptar la presión que implica el desarrollo tecnológico en la eliminación de las fronteras de los nacionalismos y de acciones independientes, esta situación obliga a aceptar un nuevo orden en las políticas educativas que apunta a reforzar las conexiones entre educación, empleo y el mejoramiento de la economía nacional, reducir los presupuestos educativos, establecer controles centrales más directos sobre el currículum y la evaluación, y buscar mecanismos de elección y descentralización hacia las escuelas. El escenario de política educativa se inicia, posiblemente, en la década de los 80, con una nueva premisa: la búsqueda de la eficiencia y la calidad, orientado a la formación de recursos humanos que permitan aumentar la competitividad internacional de las economías nacionales (Gorostiaga, 2011. Como se ha analizado a los largo del texto, es posible decir que en las últimas décadas, los discursos y los lineamientos en diferentes lugares del mundo parecen haber tenido un conjunto de ejes comunes: la descentralización, el énfasis en incrementar los niveles de autonomía escolar, la educación para la satisfacción de un mercado y los mecanismos de evaluación del rendimiento académico.

Conclusión

Las políticas educativas latinoamericanas son el resultado de una serie de procesos que se desarrollaron a partir de la crisis económica y caída del sistema del Estado benefactor, siendo éste último el decisivo para buscar el modelo económico que permitiera al Estado recobrar su fuerza, es modelo se basó en la libertad de mercado, es decir, sin injerencia del Estado en la regulación del libre flujo de capital a través de la oferta y la demanda, eso significó un cambio sustancial en la actividad estatal. Esta nueva actividad estatal se apoyó en el desarrollo de la tecnología para la formación de alianzas y resolver a través de las redes diversos problemas de administración pública, lo que reduce significativamente la población burocrática y se eleva el número de actores políticos en el proceso de las políticas públicas.

La globalización, el sistema neoliberal y el desarrollo tecnológico repercutieron fuertemente en la figura del Estado. El Estado se descentralizó, fragmentó y se difuminó la frontera entre lo público y lo privado, así como también se amplió el campo de acción de la intervención privada en áreas tradicionalmente públicas, se hace presente la trasnacionalización de las políticas nacionales y se da un creciente nivel de auto-organización de los actores privados.

En pocas palabras, la integración de políticas neoliberales para la mejora de la competitividad económica y liberación del Estado de los subsidios y programas sociales afectó diversas áreas de la sociedad y del influjo y alcance del Estado. Se reconocen efectos negativos de la globalización y se resaltaron aspectos políticos y culturales de la globalización. La competitividad y la descentralización lejos de catapultar un mejor desarrollo de la educación latinoamericana, significó la ineficiencia como fue en caso de Argentina, Colombia, Costa Rica y El Salvador. Las reformas a la educación deben basarse en las exigencias sociales actuales y con la participación de los sectores pertinentes, con vista a promover el desarrollo productivo, científico, tecnológico y cultural nacional, principalmente.

Fuentes consultadas

Cariman, Braulio, “Gobernanza, Redes y Políticas Públicas”, Recuperado en: www.revistas.usach.cl/ojs/index.php/politicas/article/view/1073.

Gorostiaga, Jorge M. y César G. Tello, “Globalización y reforma educativa en América Latina: un análisis inter-textual” en Revista Brasileria de Educazao, v. 16 n. 47, 2011, recuperado en http://www.scielo.br/pdf/rbedu/v16n47/v16n47a06.pdf.

http://conceptodefinicion.de/neoliberalismo/

López Guerra, Susana, et. al., “Las reformas educativas neoliberales en Latinoamérica” en Revista Electrónica de Investigación Educativa, Querétaro, vol. 8, No. 1, 2006.

Martínez Cárdenas, R.: "El libre mercado o un mercado libre" en Contribuciones a la Economía, marzo 2008 en http://www.eumed.net/ce/2008a/

Rizvi, F. y B. Lingard, “Concepto de política educativa” en Políticas Educativas en un mundo globalizado, Madrid, Morata, 2013.

Roth Deubel, André-Noël, Políticas públicas. Formulación, implementación y evaluación, Bogotá, Aurora, 2002.

Zacaria, Héctor Daniel, “La intervención del Estado con el fin de estabilización económica: la óptica de la teoría keynesiana” en http://www.mininterior.gov.ar/asuntos_politicos_y_alectorales/incap/clases/Paper_Zacaria.pdf.

Puiggrós Adriana, “Educación neoliberal y quiebre educativo”, en Nueva Sociedad, Buenos Aires, núm. 146, 1996.

Back to Top

Document information

Published on 07/10/21
Accepted on 07/10/21
Submitted on 07/10/21

Licence: CC BY-NC-SA license

Document Score

0

Views 1
Recommendations 0

Share this document

claim authorship

Are you one of the authors of this document?