Investigación educativa en México.
Educational research in Mexico.
Author: PhD. In Education.
Direction of continuous training and professionalization of teachers in Secretary of Education.

Author has more than 27 years of experience working for the Mexican Secretary of Education in higher education. She is in possession of a doctorate, three masters and degrees in Mexico and Spain.


Resumen:

En este documento se intenta plasmar las distintas corrientes que hay sobre investigación educativa y como ha sido la evolución de la misma dentro de la educación en México, dándonos a entender que la investigación educativa es un camino que no tiene fin además de que está sujeto a constantes cambios o avances.

Abstract

This document attempts to capture the different currents that exist on educational research and how it has evolved within education in Mexico, giving us to understand that educational research is a path that has no end in addition to being subject to constant changes or advances.

Kyewords:

Educación; Revista electrónica; Investigación Educativa; Evaluación educativa; Tecnología educativa; Educación superior; Discurso, identidad y prácticas educativas.,


Índice

Índice 3

I. Introducción 3

II. Desarrollo. 4

III. Conclusiones. 24

IV. Bibliografía 25

1. Introducción

A través de los tiempos, los eruditos han tratado de resolver problemas de la sociedad científicamente. Una sucesión de científicos han sido los pioneros y los faroles del progreso de nuestra nación. Como resultado de sus esfuerzos de investigación, el hombre vive más tiempo, disfruta de más tiempo libre y tiene un mayor uso del poder intelectual que nunca.

Los principales propósitos para realizar investigaciones son:

  • Determinar el estado de los fenómenos (pasados y presentes);
  • Para determinar la naturaleza, composición y procesos que caracterizan los fenómenos seleccionados;
  • Para rastrear el crecimiento, la historia del desarrollo, el cambio y el estado de ciertos fenómenos,
  • Y para estudiar las relaciones de causa y efecto entre y entre ciertos fenómenos.

Aunque el hombre aún no ha ideado ningún método perfecto para encontrar soluciones a los problemas considerados dignos de investigación, se han hecho progresos. Ha habido una transición gradual de la búsqueda de conocimiento basada exclusivamente en la costumbre, la tradición, la autoridad y la experiencia personal, a la solicitud de evidencia basada en el razonamiento y la investigación científica.

2. Desarrollo.

El método científico.

Lo que plantea, y ha impulsado la Reforma Educativa y las leyes secundarias que la desarrollan dirigidas a toda la comunidad escolar, desde profesores, alumnos y padres es una reflexión profunda sobre su práctica educativa, añadiendo una actitud participativa, así como asumir la práctica colaborativa que se refleja en una sistematización metodológica y más que nada la realización de procesos de autoevaluación formativa; orientadas a mejorar la formación desde sus propias instituciones docentes. Las consecuencias podrían ser extremadamente satisfactorias y muy viables, al obtener la valoración de su funcionamiento permitiría obtener conclusiones muy válidas que relacionen la normativa legal, la atención y el apoyo prestados tanto por el centro y sus resultados.

Todo esto adquiere mayor importancia y sustentabilidad, la construcción de conocimiento sobre la planeación institucional como vía optimizadora del quehacer educativo y la práctica docente. Ha existido la necesidad de considerar marcos metodológicos que faciliten la operatividad de los modelos.

El Esquema - Resumen que se propone para la Evaluación de Centros y los instrumentos como Modelo son apartados muy bien diseñados que en su momento servirán como apoyo para la valorización cuantitativa y cualitativa de cualquier evaluación.

Consideramos de vital importancia y consideración que el reto principal en este Modelo de Investigación sea ofertar experiencias de aprendizaje que propicien la Educación de Calidad y a la vez esto implique la formación y actualización permanente del profesorado, esto constituye una rentabilidad cuantificada. Así como también la aportación rigurosa de la fundamentación de decisiones adecuadas al respecto, y a la vez esto exige desarrollar procesos de valoración institucional, compartida por la comunicad pedagógica, llegando a la conclusión de que la investigación supone una garantía para la calidad de los centros educativos; se hace hincapié en la autoevaluación como programa de perfeccionamiento de los docentes en su propio lugar de trabajo. Es muy importante y cabe mencionar de cómo se recalca la poca importancia que le dan los profesores a trascender, desde su formación, la elevada competencia técnica, que caracteriza a los procesos de autor revisión para la mejora.

Aquí es interesante la propuesta con respecto a una profesionalización planificadora del docente, la desmitificación de la autoevaluación institucional en el campo de la investigación-acción, cabe mencionar algunas sustentaciones interesantes de Carr y Kemmis (Carr & Kemmis, 1986): "Como una forma de indagación autor reflexiva en las instituciones educativas, para mejorar sus propias prácticas. La mejor educación no tiene que ser la más técnica, sino la que selecciona y se centra a obtener datos y los elabora y divulga para ayudar a tomar decisiones de mejora. Así pues con Cardona (Andújar, 2001) propone el intentar incorporar al campo de la investigación institucional, más enfoques desde el paradigma de la participación; como facilitador de soluciones imaginativas y creadoras, es aceptable para nuestro parecer que se considere al Centro Educativo una comunidad de intereses propios, los cuales deben de impulsar alternativas optimizadoras de su propia cultura y, en su consecuencia , de su oferta formativa. Este marco que se propone es muy completo y rico en posibilidades para la innovación y la mejora, en nuestra opinión hay tres puntos o palabras claves generadoras que de las que partan esta propuesta:

  • Comunidad Escolar
  • Reflexión
  • Acción Educativa
  • La mejora de la práctica Docente
  • La Calidad de la Educación impartida
  • Desarrollo Curricular basado en la escuela
  • El centro educativo como lugar de cambio
  • Interacción escuela-comunidad.

Los diversos autores plantean y sustentan , la colaboración como vía nuclear para la construcción de conocimientos; la acción de los profesores y otros estamentos comunitarios. (Fernández, 1988) Este Modelo más que otra cosa que vaya más allá de lo que se pueda realizar realmente , intenta sintonizar un nuevo paradigma de la participación colaborativa que va surgiendo de una concepción del centro escolar, aquí cabe mencionar la visión de Stenhouse (Stenhouse, 1991) al afirmar que cuando las decisiones acerca del currículo, son responsabilidad de la escuela individual, esta se convierte en el foco de la evolución del currículo. También cabe hacer mención de la fundamentación de Villar (Villar, 2012), al considerar las escuelas eficaces, como generadoras de conocimiento didáctico-organizativo desde la práctica.

Asimismo, la SEP deberá apoyar aspectos muy importantes de la reforma emprendida, con una vinculación especial a la problemática que aquí se trata. En lo personal comulgamos con las premisas de los principios teóricos expuestos y con el discurso de algunos expertos en la materia, al concebir una escuela investigadora, que se planifica y mejora en el desarrollo de procesos de investigación, integrando las potencialidades perfectivas de los diversos subsistemas que la conforman, y todo ello con el doble perfeccionamiento de sus profesores y de la cualificación de la educación que oferta. Con respecto a lo que en los últimos informes se propone: Se potenciarán las modalidades y actividades de formación ligadas a los proyectos de centros de formación en centros y proyectos de innovación educativa, me parece una forma de que el objetivo de esta Modelo sea congruente y se pueda llevar a cabo, desde su primera fase hasta su conclusión. Nos parece una forma muy acertada, el asumir este rol del establecimiento escolar en la capacitación profesional de los docentes, sobre todo del modelo tecnológico y del perfeccionamiento del profesor y de los procesos de evaluación externa desarrollados por diferentes órganos de la Administración educativa.

Pasos para el desarrollo eficaz de un fiable y coherente Modelo de Evaluación:

  • Asumido y desarrollado por la comunidad. Si la comunidad debe darse su propio Proyecto, tanto educativo como curricular, debe arrogarse y responsabilizarse del pertinente proceso de valoración.
  • Actividad diagnostica de posibilidades de mejora. En este paso a seguir se enfoca específicamente a la mejora del profesorado, pasando también por el perfeccionamiento del centro educativo.
  • Metodología rigurosa: Conclusiones científicas. Lo más enfático es realizar acciones de triangulación contrastación de los datos obtenidos deberán ser habituales en los procesos de autor revisión que se emprendan, cabe la posibilidad del asesoramiento de expertos externos, respetando así las necesidades específicas de cada organización.
  • Debe ser holístico y retroalimentador. Es muy importante que su aplicación incida sobre la totalidad de als variables, elementos o componentes del centro, enfatiza en armonía con su naturaleza formativa, más que nada ayuda a conocer de una manera profunda la realidad de los centros y profesores para mejorarla.
  • Utilizará Técnicas de recogida de datos contextualizadas. Esto es el traje a la medida a cada centro, sobre todo desde el punto de vista cualitativo que los sustenta, ya que cada centro tiene diferentes necesidades y características. Las escalas que forman parte de él, deben ser entendidas como una sistematización de la información que se precisa conocer, así como un conjunto de criterios para su valoración.
  • Resultados integrados en los documentos institucionales. Especialmente en los Proyectos Educativos y Curricular, las estrategias que se planifiquen, deberán ser vinculadas para todos los miembros de la comunidad escolar.
  • Sistemáticamente contrastado con la realidad. Debe ser siempre contrastado con la realidad comunitaria, toda vez que la realidad pudiera requerir planteamientos innovadores del modelo, tanto en lo referido a las áreas de intervención,
  • Abierto y flexible: Armónico con una sociedad de constante cambio.

Al hablar de investigación Comunitaria se considerada como un proceso, orientado hacia la innovación y la mejora en el funcionamiento de las instituciones escolares y de su profesorado, requiere ajustarse a una planificación que lo sistematice y apoyarse en una mínima estructura organizativa., así como basarse en una metodología en su realización.

Las fases de Desarrollo del Modelo propuesto a los Centros Educativos, es muy interesante como se va ejecutando cada una de las fases y sobre todo, lo que se involucra en cada una de ellas, desde la fase protagonista de los profesores, que es de vital importancia, el agente dinamizador; órganos comprometidos, sobre todo sus objetivos y funciones que sean claras. Las comisiones que se encargan de elaborar el Plan de actuación que se centra en los aspectos: didácticos, organizativos y económico del centro. La difusión en la comunidad es un plan elaborado a hipótesis de trabajo, que le antecede al plan definitivo que va a la par con la difusión en la comunidad, con el objeto de elaborar el plan definitivo; el Plan diseñado, debe ser analizado y aprobado por el Consejo Escolar del centro e incorporado a los documentos institucionales.

El proceso de conocimiento es sin duda la colaboración del esfuerzo colaborativo en todas las etapas; información, reflexión, análisis, crítica, decidir y aplicar, el compromiso que asume cada comunidad escolar, respecto a estos criterios generales de intervención, da lugar a las áreas y variables que se estudian en cada una de las actividades a seguir ya mencionadas.

Los instrumentos de este modelo son muy importantes vistos desde la escala de valoración diagnostica tomando en cuenta como primera instancia los objetivos que incluyen la ubicación, pasando por cuestionarios apoyándose en la observación y/o entrevistas; así como utilizar otras técnicas. Cabe mencionar que los objetivos de naturaleza cuantitativa más destacados son identificar área y variable, obtener indicadores, averiguar grados de incidencia de las diversas variables y lo más importante, establecer coherencia con los pasos anteriores. Ahora bien los objetivos de naturaleza cualitativa son contemplados primeramente concienciando a los miembros de la comunidad , en especial a los profesores, sobre diversos aspectos ya mencionados; así como optimizar el conocimiento de roles específicos en una institución, Asimismo la sensibilización a la comunidad educativa hacia las diversas actuaciones y casi como conclusión el rentabilizar mediante la sistematización la reflexión de los profesionales sobre su propia acción en el aula y el marco organizativo (Rivilla, 2009).

Hablando ahora de las áreas o micro variables es importante considerarlas como grandes elementos que conforman la personalidad de la institución docente como sistema. Las variables son dimensiones o aspectos de cada ara susceptibles de valoración en nuestra escala.

Orígenes de la investigación educativa.

La investigación educativa ha cambiado drásticamente tanto en sus objetivos declarados como en sus técnicas desde finales del siglo XIX. Desde sus comienzos en las torres de marfil de muchas universidades de investigación hasta la actualidad, la investigación educativa no solo ha sufrido una variedad de transformaciones, sino que ha sido un tema de debate académico, social y político significativo a lo largo de los años. Aquí proporcionará una visión histórica de las transformaciones clave que la investigación educativa ha experimentado desde finales del siglo XIX hasta la actualidad, centrándose en personas importantes que lideran estos esfuerzos.

El nacimiento de la educación como campo de estudio e investigación

El estudio y la investigación en educación se remontan a finales de 1830 y principios de 1840 con el resurgimiento de la escuela común y es la primera vez que la recolección sistemática de datos influye tanto en la supervisión como en la planificación escolar. Estos esfuerzos de recolección de datos, involucraron "un examen de las ideas en las que se basaba la educación, una cristalización intelectual de la función de la educación en una democracia, y el desarrollo de una literatura sobre educación que intentaba poner a disposición de los maestros y educadores importantes nuevas ideas relacionadas con la educación que surgieron en varios países

El sistema educativo mexicano moderno incluye educación básica (preescolar, primaria y secundaria), preparatoria, educación superior y educación de posgrado. Los principios del sistema educativo mexicano se establecieron en la Constitución mexicana el 5 de febrero de 1917. Estos principios funcionan ahora e incluyen lo siguiente:

  • Carácter no administrativo;
  • Prohibición a las corporaciones religiosas de dirigir escuelas primarias;
  • Revisión estatal de las escuelas primarias privadas;
  • Accesibilidad a las escuelas primarias y becas gratuitas.

El objetivo del sistema educativo mexicano es su dirección democrática y nacional, el desarrollo armónico de la individualidad humana, la educación en el amor al país de origen, el desarrollo de la autoconciencia, la solidaridad internacional en condiciones de independencia y justicia (art. 3) (UNIÓN, 5 de febrero de 1917).

En los años 90, el sistema de educación primaria mexicano se federalizó a través de dos documentos: el Convento nacional sobre la modernización de la educación primaria (1992) y la Ley general sobre educación (1993). En 1993 se reformó el tercer artículo de la Constitución mexicana y se introdujo el estudio obligatorio en la escuela secundaria. En este período se observó el proceso de descentralización del sistema educativo mexicano, que es típico de la mayoría de los estados estadounidenses y europeos. El nivel de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) del sistema educativo mexicano desarrolla las habilidades de los estudiantes para pensar, leer, escribir, hablar, contar, etc., sus habilidades para estudiar sistemáticamente y comprender las normas de la vida social. Este nivel de estudio está representado por instituciones estatales y privadas. El 79% de los estudiantes de todos los niveles de estudio son estudiantes de nivel de educación básica. En este nivel se registraron en 2013 23,8 millones de estudiantes: 3,5 millones - en instituciones de preescolar, 14,8 millones - en primaria, 5,5 millones - en secundaria. Los datos estadísticos también revelan que 2 millones de niños y adolescentes mexicanos no visitan la escuela4.

El sistema de educación preparatoria se divide en dos tipos: propedéutico y bivalente. El primero incluye un curso de licenciatura general y está representado por instituciones estatales y privadas. Este programa de licenciatura incluye la preparación general del estudiante y una técnica como el conocimiento humanista: matemáticas, ciencias naturales y sociales, habilidades lingüísticas, habilidades de investigación, habilidades de comunicación y conocimiento de la computadora. En los últimos semestres, los estudiantes se separan en cuatro grupos de acuerdo con sus habilidades y preferencias: ciencias físico-matemáticas e ingeniería, biología y medicina, ciencias sociales, humanidades y artes.

La licenciatura bivalente se lleva a cabo en dos formas: licenciatura técnica y profesional-técnica. Ambos se concentran en la práctica de laboratorio, el trabajo en la industria, la práctica profesional y el servicio social fuera de la institución educativa. La última es la condición principal para obtener un certificado profesional. Los planes de estudio se componen de disciplinas de educación general, que son idénticas para todas las especialidades, y de cursos tecnológicos dirigidos por profesionales, que son especiales para cada grupo. Hoy en día 93 adolescentes de 100, que terminan la escuela secundaria, continúan sus estudios en la escuela preparatoria.

En el México moderno, la política educativa se centra en construir un campamento educativo cultural nacional, armonizando tanto la globalización como las tendencias de desarrollo de identidad únicas. Las tendencias de desarrollo del sistema educativo mexicano son las siguientes: carácter no administrativo, accesibilidad, reforma de la educación universitaria, realización de los programas de educación pedagógica de posgrado y desarrollo de actividades pedagógicas científicas; democratización de la dirección educativa mediante el equilibrio de los procesos de centralización y descentralización y la participación de las organizaciones públicas.

La Universidad Nacional Autónoma de México, las universidades estatales autónomas y otras universidades líderes tienen una influencia positiva en el desarrollo del sistema mexicano de educación profesional y también de la educación pedagógica profesional. Esta influencia se expresa en la democratización del sistema educativo, la fundación de escuelas pedagógicas superiores nacionales, centros didácticos, departamentos de métodos, cursos de formación docente, programas pedagógicos de licenciatura y maestría, programas de asistencia económica para profesores universitarios que estudian para obtener títulos de posgrado.

La investigación del plan de estudios de la formación de docentes profesionales muestra que se basa en la crítica social y combina tres componentes: crítico, hermenéutico e interdisciplinario. El método de desarrollo curricular incluye el uso de teorías institucionales, discursivas, culturales, análisis etnográficos y cualitativos. La teoría del currículum re-conceptual forma la base del desarrollo curricular a través del análisis de la incongruencia formal, oculta y real del currículo.

En los establecimientos mexicanos de educación superior, la aplicación práctica del currículo de capacitación de docentes profesionales se basa en métodos comunicativos y diferentes técnicas, especialmente técnicas interactivas y de proyectos.

Paradigmas actuales de investigación educativa.

Paradigma clásico.

Los pilares de este modelo eran la racionalidad de la acción y la división del trabajo. Este último tiene sus antecedentes desde el S XVIII con Adam Smith (Smith, S. XVIII) y se encuentra presente a principios del XIX, entre las principales discusiones pedagógicas. Fue entonces cuando nació la agrupación de los alumnos según clasificaciones (clases) "naturales" como la edad, el conocimiento, etc.

Después de la ilustración, los procesos de diferenciación y secularización del currículum, la reflexión didáctica y la organización escolar, contribuyeron a la constitución de la escuela moderna bajo la idea de la "división del trabajo".

Alemania fue el primer país en contar con una educación organizada como sistema, el modelo fue tomado por los reformadores escolares y universitarios norteamericanos y desde allí se difundieron a los demás reformadores.

La administración científica del trabajo fue atribuida a Frederick W. Taylor (Taylor, 1911), la cual fue empleada en la siderurgia. Sin embargo, él más bien fue un líder, entre otros, de un movimiento intelectual propio de los cambios ocurridos en las organizaciones como consecuencia de la segunda revolución industrial. Su principal preocupación estribaba en cómo poder coordinar el trabajo a efecto de maximizar sus resultados y su aporte básico fue la "necesidad" de separar racionalmente el trabajo manual (propio de los obreros) del trabajo intelectual (propio de la gerencia).

Todo lo anterior constituyeron los antecedentes de la "forma burocrática de administración" según Weber. (WEBER, 1971) Con este autor, el concepto "burocracia" que se había utilizado para señalar aspectos negativos del funcionamiento de la administración pública o privada- tiene una definición muy precisa utilizada en la sociología y en la ciencia política. En el marco de su interés por la sociología del estado, Weber construye tres conceptos "típico-ideales" contrapuestos. La dominación tradicional y su correlato de la administración patrimonialista son típicos de la generalidad de los estados hasta el siglo XIX. La autoridad se basa en ciertos privilegios de mando hereditarios y las tareas y funciones se desarrollan con entera discrecionalidad.

  • A la tradición se le opone el carisma y la razón: La autoridad carismática se basa en la convicción de sus seguidores en ciertas cualidades admirables del líder (morales, intelectuales, proféticas). El carisma del líder se traspasa al carisma de sus sucesores en el cargo.
  • El tipo racional-legal de dominación, es según Weber, típico de las sociedades democráticas y de economía capitalista. La base de la autoridad es la convicción hecha hábito de los actores en la legitimidad de los mandados provenientes del desempeño legal de los cargos. Es autoridad de los cargos no de las personas. La forma de administración burocrática es en su tipo más, puro, una estructura legal piramidal, en la que la jerarquía máxima tiene todas las atribuciones para el mando.
  • La selección de los funcionarios fundada en los conocimientos requeridos para el desarrollo de la tarea suplanta a la selección realizada por herencia, compra, lealtad o vasallaje. El funcionario resulta poseedor de un "saber experto" específico. El acento en la legalidad del procedimiento, en la documentación y en el archivo hacen presuponer que las competencias básicas del burócrata debían incluir el dominio de la escritura, de la lectura, conjuntamente con otros saberes específicos de la tarea. Es decir, requiere sujetos con niveles educativos más elevados que lo que podría suministrar la escuela elemental.

Diversos autores han sintetizado las características básicas del Paradigma Clásico y han hecho algunas críticas a los supuestos en los que se basa.

  • El primero supuesto sostiene que cualquiera que fuera la naturaleza del trabajo hay una única y mejor estructura organizativa y una única y mejor forma de realizar una tarea.
  • Una primera consecuencia que se sigue es que todas las organizaciones habrán de ir adoptando una misma estructura, que según Fayol (Fayol) era piramidal, jerárquica, formal y centralizada. Solamente desarrollando esta estructura, la organización llegaría a ser eficiente, puramente moderna. Lawrence y Lorsh (Lawrence & Lorsch, 1967) creadores de la teoría de la Contingencia, demostraron que cada organización crea sus propias estructuras según las exigencias de decisión que le imponen los niveles de incertidumbre y variabilidad del entorno.
  • El segundo supuesto sostiene que es imprescindible una definición reglamentaria del trabajo. Cada una de las tareas, los ritmos y los estándares de trabajo deben ser asignados a un rol específico como responsabilidad específica y exclusiva. La crítica actual sostiene que este supuesto resulta ser irracional en contextos de cambios rápidos o de incertidumbre. Mintzberg (Henry Mintzberg) señala que existen para estas situaciones, mecanismos de coordinación para la organización, basados en la determinación de estándares de calidad de los productos o servicios.
  • Tercero, en el paradigma clásico todas las decisiones de política deberán ser realizadas jerárquicamente en la cumbre de la alta dirección; en un contexto de generalidad, impersonalidad y racionalidad. La investigación ha puesto de manifiesto que existen otras formas de toma de decisión y de supervisión que no implican ni centralización ni reglamentaciones ni fiscalización, y que facilitan más altos niveles de calidad y eficiencia. Coleman propone "out-put driven schools" tiene por centro la evaluación de los logros académicos, los resultados obligarán al director a tomar decisiones congruentes con la corrección de errores y el desarrollo de la organización.
  • Cuarto supuesto clásico, sostiene que el impersonalismo de las normas y la centralización producía una organización altamente ajustada. Entre la tecnología, la dirección, la documentación, la ejecución, el planteamiento, los reglamentos y los ritmos no habría desajustes que tuvieran un carácter permanente. Ya desde 1936 Merton (Merton, 1936) mostró que los niveles individual y colectivo de racionalidad, no necesariamente son congruentes. La investigación ha continuado aportando evidencias, se ha avanzado en la hipótesis de que en todos los niveles de la organización y no solamente en la alta gerencia, hay decisiones de política y de asignación con fuerte efecto de crear acciones colectivas que es necesario integrarlas al funcionamiento de las organizaciones.

Paradigma post burocrático.

Un nuevo conjunto de preguntas fue delimitando los nuevos problemas de análisis. La nueva teoría para el análisis tardó en estar disponible. Aunque las investigaciones realizadas aportaron profundos cambios teóricos.

Luhman (Luhmann, 1984), por ejemplo, habló de que la falta de unidad en la teoría se debió a la escisión en diferentes objetos e intereses. El asesoramiento a las organizaciones se orientó al tratamiento de los problemas de la baja satisfacción laboral, falta de motivación, participación en las decisiones y comunicación. Su objetivo fue presentar nuevas reglas para lograr mayor armonía e integración laboral. Este tono reformista, inspiró el desarrollo de varios programas de formación en Relaciones Humanas y dio vida al Desarrollo Organizacional.

La teoría weberiana siguió siendo la perspectiva central de análisis sociológico, como crítica a las patologías ocasionadas por la administración burocrática. Crozier (Crozier, 1964) señala que el abandono de la reflexión sobre el poder es otra razón que está detrás de la falta de una teoría.

La Escuela de Relaciones Humanas: La primera perspectiva crítica de la ACT nació tratando de aprobar el postulado mecanicista de que la productividad es una función de la racionalización de las condiciones materiales del trabajo. La tesis fue probada experimentalmente y los hallazgos mostraron que el aumento de producción, así como el mejoramiento general de la actitud de los obreros, era el resultado del cambio de "situación social de los trabajadores".

En los años 40 y 50, estudios de psicología industrial, ampliaron el descubrimiento del "factor humano" que lleva al surgimiento de una nueva y pujante perspectiva en las organizaciones, contrapuesta a la teoría de la burocracia. Tiene tres bases teóricas:

  • Teoría de la motivación la cual afirma que los hombres orientan su comportamiento de acuerdo al nivel de satisfacción de sus necesidades ordenadas jerárquicamente (fisiológicas, de seguridad, de afiliación o aceptación, de estima y de autorrealización).
  • Teoría del liderazgo. Sus autores hablaron de un tipo de liderazgo "autoritario", uno "liberal" o "democrático, caracterizado por la consulta, la consideración de todos los puntos de vista y el involucramiento de los afectados; y otro de tipo "laisse-faire" caracterizado por la inactividad y ausencia de un jefe distante.
  • Teoría del clima o ambiente organizacional. Se propone medir el clima a través del sentido o sentimiento, que los sujetos miembros expresan hacia seis dimensiones relacionadas con la estructura y el funcionamiento de la organización: La experiencia del sujeto con el funcionamiento normativo de la estructura de autoridad. Sentimientos de mayor o menor restricción (reglamentada o no); sensación de responsabilidad y de dominio sobre el trabajo; sentimiento de riesgo o desafío a la capacidad personal, equivale a la ausencia de rutina; experiencia respecto a la valoración diferencial de los trabajos, un trabajo bien hecho se reconoce y se recompensa simbólicamente que incluye ausencia de castigos y las críticas por los errores; la sensación de buena camaradería, conocimiento recíproco, confianza en las comunicaciones y la cooperación en las tareas, constituye la dimensión de apoyo. Finalmente, la percepción de que existe una comunicación franca respecto a las discrepancias y de las críticas.
  • La Escuela de Relaciones Humanas aportó una promesa de reforma muy promisoria, con un innegable fondo humanista y reformista.

Análisis estructural - funcionalista de la organización. La teoría de los sistemas sociales organizados, formulada por Parsons trata de articularla en su teoría general de la sociedad a través de un conjunto de reformulaciones teóricas surgidas como crítica a la "Administración Científica del Trabajo". El concepto de organización de Parsons permite delimitar su objeto: dentro de los colectivos hay tanto organizaciones informales, organizaciones primarias y las formales, donde la diferencia entre estos tipos es la primacía de la orientación en la consecución de un fin específico. Puesto que las organizaciones tienen un fin dado por la sociedad que es entendido analíticamente en el contexto de su sociedad. Por lo tanto, su estructura, los roles, los valores, los comportamientos, se ajustan racionalmente hacia el logro de este fin en ese contexto social para lo cual establece una definición del entorno de la organización centrado en la integración normativa y de cómo esta condiciona el tipo de autoridad, el reclutamiento de personal y la división del trabajo internos. Dicho vinculo interno supone un elemento constitutivo: la finalidad social o sistema de valores de la organización. Parsons distingue dos niveles de análisis:

  • El estructural - institucional
  • El de roles

Solo se abordará el primero. Dentro de la estructura institucional, están las exigencias de adaptación que comprenden los modos de procurarse y movilizar recursos. En segundo lugar, se consideran los procesos institucionales a través de los cuales se utilizan aquellos recursos. A estos procesos los denomina mecanismos de actuación y su contribución funcional es "la toma de decisiones" para la consecución del fin. Los mecanismos se refieren a aspectos externos que trae consigo la disposición del producto de la organización, y a aspectos internos definidos por el problema de la "autorización". En la resolución de estos dos tipos de problemas se identifican tres niveles: las decisiones de política, las de asignación de responsabilidades y recursos, y las decisiones de coordinación... solidaridad y cooperación. Esta diferenciación en la toma de decisiones genera una diferenciación en la estructura de roles: alta gerencia, líneas intermedias, y personal (recursos humanos). Y el tercer componente de la estructura institucional son las normas institucionales que definen y regulan los límites de las obligaciones respecto a la organización. Parsons (Talcott Parsons) agrupa tres tipos de normas institucionales: Las exigencias del contrato de empleo, las exigencias del autoridad, y las exigencias de dignidad humana.

Análisis estratégico. Según Crozier (Crozier, 1964), el problema del poder, de su distribución, de su legitimación y de las estrategias políticas utilizadas por los individuos deberían constituir un aspecto central y primordial en el análisis organizacional. En su opinión, el fracaso tanto de las explicaciones racionalistas que todo lo subsumían, como de las Relaciones Humanas que se concentraban en los sentimientos, muestra que es inevitable reflexionar en términos de la ciencia política sobre las formas en que las organizaciones obtienen lealtad y conformidad de los miembros y cómo éstos actúan para preservar sus intereses particulares.

El análisis estratégico se construye a partir de tres conceptos: racionalidad, poder y zona de incertidumbre. Posteriormente se agregará el concepto de "nexo" para aprehender las relaciones entre la organización y su entorno.

Crozier (Crozier, 1964) establece que la acción es una elaboración racional que todo actor realiza sobre la base de un cálculo entre sus metas, sus posibilidades o recursos, la información con que cuenta y las restricciones que la situación le impone. Por lo que toda racionalidad es estratégica y a la vez contingente a las condiciones sociales particulares en las que emerge. En la organización, esto implica un cambio radical de enfoque ya que la conducta de los empleados no será pensada en términos de hábitos, sino que serán a estrategias que los actores despliegan en tanto que miembros de un estrado o grupo funcional.

Poder: con la introducción de este concepto, el análisis estratégico reconstruye las coordinaciones entre actores orientados al logro de un objetivo, como relaciones de poder, con las consecuencias que de aquí se derivan.

Zona de incertidumbre: define para cada actor particular la "fuente" de su poder. Cada actor puede controlar información, recursos, comportamientos de otros actores y hacer de esta capacidad su propia ventaja competitiva en una negociación. Esta zona de incertidumbre debe ser pertinente para esta situación de acción y para ese tiempo de la organización. Bajo estos supuestos neo-racionalistas, Crozier (Crozier, 1964) constituye su teoría en dos niveles: modelo estático o funcional y análisis del cambio. Para el análisis estratégico, según Crozier (Crozier, 1964) , "la organización burocrática será la que no llegue a corregirse en función de sus errores" y agrega que la burocracia no podrá mantener su rigidez más allá de ciertos límites.

3. Conclusiones.

Este ha sido necesariamente un breve resumen del campo enorme y en rápida evolución de la investigación educativa, y se ha omitido mucho, entre los cuales se encuentra una explicación de los enfoques de 'métodos mixtos' empleados por los post-burocráticos que incorporan métodos cualitativos en su investigación predominantemente objetivista. También falta una descripción del nuevo "paradigma integral" que proporciona una justificación para recurrir a múltiples paradigmas para diseñar nuevas metodologías híbridas que involucren múltiples epistemologías y sus estándares de calidad. Al hacer que nuestros sistemas educativos respondan éticamente a los desafíos urgentes de la globalización: diseñar el desarrollo sostenible, contrarrestar el cambio climático, prevenir la pérdida continua de diversidad biocultural, no podemos permitirnos simplemente mirar al pasado en busca de "know-how". Los educadores pueden aprender de los nuevos desarrollos en colaboración interdisciplinaria (Uribe, HORIZÓNTICA: La utopia posible. Identidad profesional docente y transdiciplinariedad, 2018) que reúnen a las Artes, Humanidades, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales e Ingeniería en esfuerzos creativos entre expertos en disciplina, formuladores de políticas y el público para participar en nuevas formas de producción de conocimiento interdisciplinario. dirigido a resolver problemas prácticos del mundo real. Por ejemplo, Robert Frodeman (Frodeman, 2008) explica cómo los filósofos y los científicos ambientales han unido sus fuerzas para crear el nuevo campo interdisciplinario de 'filosofía ambiental' que está permitiendo a las comunidades locales resolver el complejo problema del desarrollo sostenible, con sus competidores económicos, ambientales y socio -interés cultural. Necesitamos sistemas educativos que preparen activamente a los jóvenes con las habilidades sociales y cognitivas para participar de manera crítica e imaginativa en la toma de decisiones éticas sobre los problemas complejos que enfrentan sus sociedades. Al recurrir a múltiples paradigmas, los investigadores educativos pueden hacer una contribución importante para alinear los planes de estudio, la formación del profesorado y la enseñanza en el aula.

4. Bibliografía

Acton, T. (1980). Educational criteria of success. Educational Research, 22, 163-169.

Andújar, J. C. (2001). Elementos de teoría organizativa del centro escolar.

Arceo, F. D., & rojas, G. H. (1999). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. México: McGRAW-HILL.

Ausubel, D. (1968). Educational Psychology: A Cognitive View. New York: Rinehart & Winston.

Barriga, D. F. (1997). Estrategias Docentes para un Aprendizaje Significativo. México: Mc Graw Hill.

Bekhterev, V. (1927). Collective Reflexology.

C. Coll, J. P. (2006). Desarrollo psicológico y educación. Psicología evolutiva. Madrid: Alianza.

Carr, W., & Kemmis, S. (1986). Teoría crítica de la enseñanza: la investigación-acción en la formación del profesorado.

Crozier, M. (1964). The bureaucratic phenomenon, Chicago, Tavistock publications and University of Chicago Press.

Díaz Barriga, F., & Pérez, M. (2010). El portafolio docente a escrutinio: Sus posibilidades y restricciones en la formación y evaluación del profesorado. Observar.

Doran, G. T. (1981). “There is a SMART way to write management´s goals and objetives”,. Management Review (AMA FORUM) 70 (11): 35–36.

Edmonds, R. (1982). Programs of School Improvement: An Overview.

F., D. B. (1997). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. México: Mc Graw Hill.

Fayol, H. (s.f.). Critical evaluations in business and administrarion.

Fernández, M. A. (1988). Rrganizacion y renovacion escolar.

Frodeman, R. (2008). Philosophy unbound: Environmental thinking at the end of the earth.

Gowin, D. (1981). Gowin´s epistemological vee.

Henry Mintzberg. (s.f.). The Structuring of Organizations: The Synthesis of the Research (Englewood Cliffs, N.J.: Prentice-Hall, 1979), 215-297; Henry Mintzberg, “Organization Design: Fashion or Fit?” Harvard Business Review 59 (enero-febrerode 1981), 103-116;.

Lawrence, & Lorsch. (1967). Teoría de la contingencia .

Luhmann, N. (1984). Social Systems.

Merton, R. K. (1936). Contemporary Sociology.

Mintzberg, H. (1994). The rise and fall of strategic planiing.

Montessori, M. (1911). The Montessori Method.

Murphy, J. (1986). Does the difference schools make, make a difference? The British Journal of Sociology of Education, 36, 106-116.

Novak, J., & Musonda, D. (1991). A twelve year longitudinal study of science concept learning.

Pavlov, I. (1927). Conditioned reflexes.

Rivilla, A. M. (2009). Didactica General.

RUTTER, M., MAUGHAN, B., MORTIMORE, P., & OUSTON, J. y. (1979). Fifteen thousand hours: Secondary schools and theirs on children. . Cambridge, Mass. .

Skinner, B. (1974). About Behaviorism.

Smith, A. (S. XVIII). LA RIQUEZA DE LAS NACIONES.

Stenhouse, L. (1991). Investigación y desarrollo del curriculum.

Talcott Parsons. (s.f.). "Review of Max Webers Wissenschaftslehre, by Alexander von Schelting," American Sociological Review vol.1. 1936.

Taylor, F. W. (1911). Rise of Scientific Management.

UNIÓN, C. D. ( 5 de febrero de 1917). CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. México: Diario Oficial de la Federación.

Uribe, R. (2012). El impacto de las nuevas tecnologías en las personas con discapacidad física motora en la región sureste de Coahuila. Saltillo: Bubok.

Uribe, R. (2012). Estrategias y Modelos de Organización y Dirección de Centros Educativos y Reingeniería Institucional. BUBOK.

Uribe, R. (2017). Estrategias de aprendizaje en profesorado de educacion secundaria.

Uribe, R. (2018). HORIZÓNTICA: La utopia posible. Identidad profesional docente y transdiciplinariedad. Conferencia.

Vigotsky, L. (1986). Pensamiento y Lenguaje. Barcelona: Paidós Ibérica. Barcelona: Paidos.

Villar, A. (2012). Educación y Desarrollo .

Watson, J. B. (1924). Behaviour.

WEBER, G. (1971). Inner-city children can be taught to read: Four successful schools. Washington: Council for Basic Education.

Back to Top

Document information

Published on 07/10/21
Accepted on 07/10/21
Submitted on 07/10/21

Licence: CC BY-NC-SA license

Document Score

0

Views 1
Recommendations 0

Share this document

claim authorship

Are you one of the authors of this document?