Artículo
Recursos didácticos para la asignatura de geografía
Grecia Melissa Martínez Hernández

Resumen

En la sociedad del conocimiento se requiere de la población una serie de competencias, las cuales podrán desarrollar los alumnos, si el trabajo en las aulas considera cuestiones fundamentales, claridad y certeza en cuestiones como: ¿qué debe aprender el alumno?, ¿cómo aprende? y ¿con qué puedo favorecer el logro de ese aprendizaje?

Cuando a los alumnos se les habla de asignaturas como geografía, de inmediato su reacción es de hastío, ya que lo primero que consideran es que van a iluminar mapas o revisar información para hacer un resumen, contestar un cuestionario, realizar lecturas y pocos comentarios respecto a la importancia y aplicación que tiene la información revisada.

Gran parte de la responsabilidad sobre esa actitud la tienen los docentes de los niveles anteriores, ya que suelen dar mayor énfasis a ciertas asignaturas y dejan de lado otras. Cuando abordan los contenidos de geografía, sus recursos se centran en el uso de los libros de texto.

Al tomar la decisión de proponer una serie de recursos didácticos para la asignatura de geografía, consideré lo que dice Caldas (1966) “Los conocimientos geográficos son el termómetro con que se miden la ilustración, el comercio, la agricultura y la prosperidad de un pueblo. Su estupidez y su barbarie siempre son proporcionales a su ignorancia en este punto” (p. 83)

Al incorporar diferentes recursos didácticos al desarrollo de la sesión se busca que ésta sea dinámica, participativa, cooperativa y colaborativa, sobre todo porque los alumnos serán agentes activos del diseño, es decir, ellos también van a participar en el diseño y elaboración de los mismos.

Introducción

En la actualidad la sociedad informatizada con acceso a gran cantidad de datos e información, que curiosamente debiera llevar a los sujetos a leer, nos presenta una realidad muy distinta, si bien las personas tienen acceso a mucha información, en la práctica al hacer uso de ésta se limitan a copiar y pegar, no se toman el tiempo para revisarla y menos aún para leerla.

Si pensamos en geografía, que tanto se reflexiona respecto a la relación que guarda entre lo que está sucediendo, con hechos anteriores que, de alguna manera, marcan el rumbo de un país.

Nos determina por qué es importante enseñar a los alumnos a establecer relaciones entre los hechos, a reconocer que el pasado determina el presente y construye el futuro, por lo que el trabajo en la asignatura de historia con recursos didácticos como la línea del tiempo permite crear dichos vínculos; ya que se debe considerar que mientras se presentaba un hecho en un lugar en ese mismo momento ocurría en otro país, una situación distinta marcando el rumbo de la historia de éste.

Precisamente a partir de este planteamiento que se identifica que prevalece el verbalizar el conocimiento, recupero a Ausubel (1983) quien menciona que justo la forma verbal es la más común del aprendizaje, si consideramos el escaso tiempo que el alumno dedica a revisar lo trabajado en el aula realmente sólo se está quedando con lo que escucha en el entorno de la misma, tanto del docente como de los compañeros.

En donde obviamente no está participando de manera activa en la construcción de su conocimiento.

Constituye entonces, un reto para el sistema educativo desarrollar recursos didácticos que faciliten los procesos de comprensión de los contenidos temáticos al interior de las aulas, sobre todo ante el crecimiento de la cantidad y calidad de información que circula en todos los ámbitos de la vida en sociedad y en todas las áreas del conocimiento.

Desarrollo

Para el presente artículo se incorpora una de las definiciones de lo que son los recursos didácticos, según García (1995) son un conjunto de medios, instrumentos, materiales y estrategias para el proceso de enseñanza y aprendizaje que son empleados y desarrollados para contribuir a la motivación, propiciar un ambiente de aprendizaje y apoyar el desarrollo de la secuencia didáctica.

Desde la didáctica, los recursos didácticos son uno de los elementos a considerar en la planificación, es decir, de manera anticipada el docente debe tener la claridad de qué medios va a utilizar para respaldar el contenido a tratar, para ello tomará como referente las características de los alumnos, intereses y necesidades ya que el recurso puede servir para despertar el interés del alumno, así como para favorecer la participación y la colaboración en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Al diseñar un recurso didáctico es pertinente considerar otros aspectos además de los anteriores: qué se va a enseñar, qué esperamos aprenda el alumno, la congruencia entre lo que se va a tratar con lo que establece el verbo del aprendizaje esperado, el tipo de material a utilizar, el contexto del alumno. Por ejemplo, no se va contemplar el trabajo con medios informáticos cuando en la institución no hay sala de medios, en el entorno hay pocos lugares con luz o la mayoría de las familias carecen de computadora.

Para la oportuna operatividad de los programas es fundamental que el docente: a) Domine los contenidos programáticos, b) Maneje la didáctica para la enseñanza de la asignatura, y c) Que reconozca y emplee recursos de apoyo de manera creativa para facilitar el proceso de aprendizaje. Con estas pautas, los alumnos podrán movilizar sus conocimientos y competencias para lograr la comprensión del pasado y el presente. (SEP, 2011, p. 99).

El planteamiento de SEP no es nada fácil, para el dominio de los contenidos programáticos tenemos un inconveniente, docentes que están ubicados en asignaturas que no corresponden a su perfil, aunado a que son de áreas de formación que no son propiamente de docencia, de ahí la importancia de proporcionarles apoyos para el desarrollo de su labor.

Al revisar información para el diseño del marco curricular para la elaboración de la investigación realizada me encontré cuestiones sorprendentes, seré específica en el plan de estudios 2011 se presentan al docente en el plan de estudios 10 principios pedagógicos, resaltando el número 6 relacionado con el uso de materiales educativos para favorecer el aprendizaje y un extracto del mismo, dice:

En la sociedad del siglo XXI los materiales educativos se han diversificado. Como sus formatos y medios de acceso requieren habilidades específicas para su uso, una escuela en la actualidad debe favorecer que la comunidad educativa, además de utilizar el libro de texto, emplee otros materiales para el aprendizaje permanente. (…) Los materiales educativos empleados por el colectivo escolar permiten el disfrute en el uso del tiempo libre, la creación de redes de aprendizaje y la integración de comunidades de aprendizaje en que el maestro se concibe como un mediador para el uso adecuado de los materiales educativos. (SEP, 2011, p. 30)

Se abordan de manera genérica si consideramos que es el plan de estudios, en cuanto el programa del 2011, hay mayores precisiones:

Es conveniente tener presente que a partir de los conocimientos básicos de la geografía, los alumnos construirán una visión global del espacio mediante el reconocimiento de las relaciones entre sus componentes naturales (relieve, agua, clima, vegetación y fauna), sociales (composición, distribución y movilidad de la población), culturales (formas de vida, manifestaciones culturales, tradiciones y patrimonio), económicos (recursos naturales, espacios económicos, infraestructura, servicios y desigualdad socioeconómica) y políticos (territorios, fronteras, políticas gubernamentales y acuerdos nacionales e internacionales que se definen a partir de los problemas contemporáneos de la sociedad). (SEP, 2011, p. 15)

En este documento se habla de ocho tipos diferentes de recursos didácticos de los que se destacan 3 de ellos:

1. Imágenes geográficas. Representan el primer acercamiento de los alumnos al conocimiento del espacio geográfico. Mediante la observación dirigida de estos materiales, los alumnos analizan sus componentes y los comparan. El uso de imágenes del mismo lugar, aunque en distintas fechas, sirve para apreciar la transformación del espacio; por ello, es indispensable que éstas reflejen la realidad, sean de la calidad adecuada y muestren la diversidad de paisajes. Las imágenes de satélite también son útiles para conocer de forma panorámica la superficie de la Tierra.

2. Material cartográfico. La expresión cartográfica es comienzo y resultado del estudio de la geografía; los mapas muestran de manera gráfica los procesos espaciales, impulsan a los alumnos a analizar su contenido y amplían su comprensión espacial y su abstracción.

3. Tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Los avances mundiales demandan a la Educación Básica renovarse e incorporar estos recursos de manera paulatina y progresiva, de modo que se logre un aprendizaje dinámico, participativo y actualizado. (SEP, 2011, pp. 26-27)

Situación muy diferente en el Plan de estudios 2017, así como en el programa. Me referiré en primera instancia al plan de estudios, el cual menciona los materiales educativos, reducidos al libro de texto, pero no incluye propiamente a los recursos didácticos, lo que en el anterior se estaba.

“La concreción del currículo exige la disponibilidad de materiales educativos de calidad, diversos y pertinentes. De manera general, esto implica la entrega oportuna y en número suficiente de los libros de texto gratuitos, actualizados y alineados con los propósitos del currículo, en todos los niveles y modalidades” (SEP, 2017, p. 45)

En cuanto a los 14 principios pedagógicos es preocupante que no incluyan entre éstos a los materiales educativos o recursos didácticos, sólo se hace mención del uso de estrategias didácticas como el aprendizaje situado, que corresponde al principio número 7.

Algo interesante se presenta entre el enfoque del 2011 y 2017, en el primero se busca un tipo de historia de carácter formativo, lo que implica evitar privilegiar la memorización de nombres y fechas, para dar prioridad a la comprensión temporal y espacial de sucesos y procesos. Se debe trabajar para que los alumnos analicen el pasado para encontrar respuestas a su presente.

Mientras que en segundo el planteamiento (2017) es desde una perspectiva didáctica de la asignatura centrada en el aprendizaje situado, el trabajo colaborativo, la indagación guiada y la reflexión, mediante la recuperación de nociones y experiencias previas de los estudiantes. La parte central, corresponde propiamente a la mención que se hace acerca de las estrategias de enseñanza para favorecer el aprendizaje, es decir, se centra en el cómo pero no con qué, para precisar los medios a utilizar para el logro del aprendizaje esperado.

Cabe mencionar que no es sólo solicitar a los docentes que utilicen apoyos para el desarrollo del contenido temático de su programa, no hay que dejar de lado que el punto de partida de su trabajo es la planificación, la cual debe considerar los elementos didácticos y uno de ellos es precisamente el de los recursos didácticos.

La función que cumplen los recursos didácticos dentro de los procesos de enseñanza y aprendizaje es esencial, ya que ayudan tanto al docente en el desarrollo de la temática, como a los alumnos en la comprensión y asimilación de contenidos, así como en la mejor retención de los mismos.

La comprensión y la asimilación, son procesos que considera Ausubel para el logro del aprendizaje significativo, aspecto que retomaremos más adelante.

Respecto a cómo saber cuál es el recurso didáctico más pertinente para el contenido a tratar es necesario considerar:

1. Los objetivos educativos (aprendizajes esperados) que se pretenden lograr. Se ha de considerar en qué medida el recurso puede ayudar a ello.
2. Los contenidos que se van a tratar utilizando el recurso, que deben estar acordes con los contenidos temáticos de la asignatura que se están trabajando con los alumnos.
3. Las características de los estudiantes que los utilizarán: intereses, edad, capacidades, estilos y ritmos de aprendizaje, conocimientos previos, experiencia y habilidades requeridas para el uso de los recursos.
4. Las características del contexto (interno y externo) en el que se desarrollará nuestra docencia y donde pensamos emplear el material didáctico que se ha seleccionado. Tal vez un contexto muy desfavorable puede aconsejar no utilizar un material, por bueno que éste sea; por ejemplo, si se trata de un programa multimedia y hay pocas computadoras e incluso se carece de ellas.
5. Las estrategias didácticas que podemos elegir y adecuar considerando la utilización del recurso. Estas estrategias contemplan: el tipo de contenido, el conjunto de actividades que se pueden proponer a los estudiantes, la metodología asociada a cada una, los recursos educativos que se pueden emplear, etc. (Graells, 2004, p.7).

Estos son algunos de los parámetros, que pueden servir de ayuda a la hora de seleccionar el recurso didáctico más adecuado. Ahora bien, a qué tipo de recurso podemos recurrir. Los recursos didácticos pueden clasificarse bajo varios criterios: “por su presentación física, por su formato, por su nivel de abstracción, por su persistencia, por su contenido, por su granularidad o por los objetivos cognitivos que promueve” (Aguilar, Ayala, Lugo y Zarco, 2014, p.74).

Una de las clasificaciones nos habla de medios de apoyo a la exposición oral, medios de refuerzo de la acción del profesor y medios de información continua y a distancia. Aquí es importante mencionar que su uso es fundamental, es decir, no puedo tener una imagen, por ejemplo, sin articularla con lo que estoy abordando porque entonces tendré un material o escenografía, no podrá ser recurso porque no se incorpora al proceso.

Habiendo mencionado lo anterior se precisa que los recursos didácticos a trabajar serán: la infografía y el hipertexto. Respecto al uso de las infografías, es un diseño gráfico en el que se combinan textos y elementos visuales con el fin de comunicar información precisa sobre temáticas variadas (https://blogconvergenciatec.blogspot.com) finalmente el hipertexto, es una herramienta de creación, enlace y distribución de información de diversas fuentes (https://concepto.de/hipertexto).

Existen múltiples páginas Web y blogs sobre recursos en Geografía. Sin embargo, un obstáculo lo constituye sin duda alguna la gran cantidad de información circulante en la Red sin orden ni concierto, “heterotropía” según el geógrafo David Harvey o “conocimientos inertes”, concepto definido por la geógrafa y pedagoga Pilar Benejam. (Callejas, Salido, Jerez, 2016, p. 748)

De cada uno de los recursos mencionados es importante resaltar algunas de las bondades que se pueden obtener de ellos, por ejemplo:

La infografía aproxima al lector a los elementos, ideas o acontecimientos más importantes de un determinado tema, como: dónde ocurrió, cómo se llevó a cabo, cuáles son sus características, en qué consiste el proceso, cuáles son las cifras.

El hipertexto como un instrumento que cambia radicalmente la forma de trabajo en las aulas. Frente al trabajo aislado, el hipertexto es una tarea que tiende a integrar los esfuerzos de muchos.

La línea del tiempo es una representación gráfica del paso del tiempo y, dependiendo del propósito que se busque lograr, permite comprender el tiempo histórico a través de ejercicios para identificar la duración, sucesión, simultaneidad y etapas o periodos. Con las líneas del tiempo se ejercita el uso de las medidas convencionales del tiempo. Es recomendable, para generar ambientes de aprendizaje, diseñar una línea del tiempo en forma de mural, que pueda colocarse en el aula para ir representando los diferentes periodos históricos; permite dar idea de la secuencia en que ocurren los acontecimientos y establecer relaciones de simultaneidad en diferentes contextos; se aplican en su elaboración habilidades matemáticas y pueden trabajarse en forma colaborativa por equipos o bien en forma individual. Permite que los alumnos vayan observando en dónde se ubican los hechos que están trabajando y cómo se relacionan con otros sucesos.

El reto será, saber guiar a los docentes en su uso, en los aspectos a considerar para articularlos de manera adecuada con los aprendizajes esperados, así como con el contenido temático y la secuencia didáctica.

Posicionamiento

Es necesario acercar al docente alternativas didácticas que le permitan desarrollar su labor educativa en condiciones más dinámicas y de participación de los alumnos, la propuesta que hago representa una opción para trabajar con los alumnos en el propio diseño de los recursos didácticos, si consideramos que los principios pedagógicos actuales se centran en el alumno, al participar ellos en el diseño para el logro del aprendizaje favorecerá el que ellos se vayan responsabilizando de su propio conocimiento.

Al investigar acerca de lo que hasta ahora se ha propuesto para el campo de formación de exploración y comprensión del mundo natural y social, implica involucrarse en un ámbito complejo y problemático de la conformación del conocimiento, lo cual se debe a que se presentan hechos, situaciones, sucesos que en teoría se tendrían que reflexionar y analizar, pero que en la práctica se lleva a cabo desde la propia historia de vida de quien lo realiza y entonces lo permea con su propia ideología.

Si nos detenemos por un momento a pensar en los sucesos de América Latina: Argentina, Bolivia y para no irnos muy lejos el caso de México conlleva a considerar aspectos del cambio gubernamental, lo que ha representado, las decisiones que se han tomado, la información que los medios difunden y que sin duda alguna es lo que de primera mano tiene el alumno, hace necesario fomentar la investigación, la reflexión, el poder generar juicios desde la argumentación y no sólo de la retórica.

Es preocupante la forma en la que pueden estar trabajando en estos momentos los docentes, ya que al tener activos dos programas con características distintas y con ausencias tan importantes como las mencionadas con anterioridad. Me lleva a reflexionar el profesor, logrará articular lo mejor de ambos programas o por mandato deshecha el anterior y se limita a trabajar con el actual.

En la actualidad se cuenta con información basta acerca de cómo llevar a cabo los procesos de enseñanza y aprendizaje, pero la literatura acerca de los recursos didácticos es escasa y en algunos casos de hace mucho tiempo. Y lo podemos percibir en las aulas, históricamente el recurso didáctico que no falta es el del pizarrón, tal vez alguna lámina, en el mejor de los casos alguna película. Pero la aportación del presente trabajo, va en el sentido de ofrecerles a los docentes una opción en donde sean los mismos alumnos los que elaboren los recursos didácticos.

Cada uno de los recursos didácticos propuestos (línea del tiempo, infografía, hipertexto) no sólo por ser el primero de ellos sugerido por el propio programa, sino por el hecho del tipo de aprendizaje que favorecen, será de imperiosa necesidad que los docentes los trabajen al desarrollar los contenidos programáticos.

De acuerdo a lo que establece Ausubel, el aprendizaje se logra cuando el sujeto logra articular con sus conocimientos previos los nuevos a través de procesos como la percepción, en este caso qué observa el alumno cómo van interviniendo sus sentidos.

En los tres tipos de recursos intervienen sus sentidos, cómo asimila y asocia lo que observa, lo que lee, qué reflexiona al respecto. Algo fundamental, el docente favorecerá el trabajo individual, la investigación, el trabajo colaborativo. Tomará en cuenta las características no sólo de sus alumnos, sino también las del contexto.

El considerar el con qué, no sólo el cómo, favorecerá sin duda alguna el logro del aprendizaje esperado, así como el significativo. Los alumnos en el caso de las infografías tendrán una imagen mental de lo que asociaron en algún otro tema.

Conclusiones

En la actualidad se cuentan con un vasto número de recursos didácticos, pero que han sido diseñados para la educación, no en educación gran diferencia porque se parte de hipotetizar qué sería lo más pertinente para alumnos de secundaria, sin considerar características, intereses, entornos.

El docente tiene una tarea fundamental, lograr el aprendizaje de los alumnos para ello puede apoyarse en los recursos didácticos como: línea del tiempo, infografía e hipertextos, si bien esta propuesta los articula específicamente a contenidos temáticos del programa, será menester del docente revisar los aprendizajes esperados de su programa para poder retomar cualquiera de ellos en su desarrollo.

Referencias

Ausubel, D.P., Novak, J.D. y Hanesian, H. (1983). Psicología educativa: Un punto de vista cognoscitivo. 2ª ed. México: Trillas.

Pratts, J. et.al. (2011). Enseñanza y aprendizaje de la historia en educación básica. México: SEP.

Secretaría de Educación Pública (2011) Plan de estudios. México: SEP.

Secretaría de Educación Pública (2011) Programas de estudio 2011 Guía para el maestro. Educación básica Secundaria Historia. México: SEP.

https://blogconvergenciatec.blogspot.com

https://concepto.de/hipertexto/#ixzz63tAETDjS

https://repositorio.unal.edu.co/handle/unal/2065

Back to Top

Document information

Published on 07/10/21
Accepted on 07/10/21
Submitted on 07/10/21

Licence: CC BY-NC-SA license

Document Score

0

Views 0
Recommendations 0

Share this document

Keywords

claim authorship

Are you one of the authors of this document?